Revista IPLAC

Publicación Latinoamericana y Caribeña de Educación

El Desarrollo Endógeno, en, por y para el Trabajo Liberador...

EL “DESARROLLO ENDÓGENO, EN, POR Y PARA EL TRABAJO LIBERADOR”. EJE INTEGRADOR EN EL SISTEMA EDUCATIVO VENEZOLANO.

 AUTORA:

Liliana Romero Figueroa. República Bolivariana de Venezuela. Liceo Nacional "Miguel José Sanz" Maturín. Monagas. Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Nancy Andreu Gómez. Doctor en Ciencias Pedagógicas. Profesor Titular.
Universidad de Ciencias Pedagógicas “Félix Varela”. Cuba
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 RESUMEN
  El presente trabajo aborda lo referido al tratamiento del Desarrollo Endógeno como eje integrador en el Sistema Educativo Venezolano. Parte de establecer presupuestos teóricos acerca de Desarrollo endógeno desde las diversas aristas enfocadas por los distintos investigadores que han estudiado el tema.
  Estableces regularidades entre diferentes definiciones y llega a conclusiones  a partir de la visión de la autora.
Expone cómo es el tratamiento de este eje integrador en el contexto de los Liceos Bolivarianos y da razones que demuestran por qué el  “Desarrollo Endógeno, en,  por y para el  Trabajo Liberador” se ubica como eje integrador  en el Sistema Educativo Venezolano.
 Palabras Claves: Desarrollo Endógeno, ejes integradores, Trabajo Liberador, Liceos Bolivarianos.  

 ABSTRACT
  This paper presents a study on the way local socioeconomic development as a school curriculum integration strategy has been treated in current Venezuela educational system. The paper also reflects the state of the art on this topic drawing on available research in Venezuela and elsewhere.
  In the paper the author describes how curriculum implementation in Venezuelan Liceos Bolivarianos (public secondary schools) has occurred focusing on the promotion of local socioeconomic development for liberating labor as a school curriculum integration priority, and then substantiates why this is a need in the Venezuela context.
 Key Words: I develop Endogenous, integrative axes, I Work Liberador, Secondary schools Bolivarianos.

 INTRODUCCIÓN
  Entre los ejes integradores que tiene el currículo de la Educación Media General  se encuentra el de “Desarrollo Endógeno,  en por y para el Trabajo Liberador”, eje que por su importancia en la formación de una cultura económica, de los deberes ciudadanos y en la formación humanista del hombre en el trabajo social, juega un rol esencial.
  Este reto aparece fundamentado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el plan de desarrollo de país dentro el modelo de desarrollo endógeno, es decir, la creación de un nuevo modelo productivo, capaz de generar un crecimiento sustentable, la diversificación productiva y la estabilidad macroeconómica, entrelazada con los principios de conservación del ambiente, planteando cinco equilibrios que representan las fuerzas y factores que intervienen en el desarrollo nacional, propuesta por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías (MED; 2006).
  En Venezuela, existe actualmente apoyo político y jurídico para el desarrollo endógeno, más que en cualquier otro momento de nuestra historia. Esto se evidencia en a Constitución, los planes nacionales, la Ley de Ciencia y Tecnología, el Plan Nacional de Ciencia y Tecnología, y las acciones del Ministerio de Ciencia  y Tecnología; así como en las nuevas estructuras  como Consejos Locales de Planificación Pública; Consejos  y Comunales; entre otros.

 DESARROLLO
  Para fundamentar la necesidad del tratamiento de este eje en la Educación Media General, es preciso incursionar en a naturaleza teórica del concepto Desarrollo Endógeno y Trabajo Liberador, como categorías esenciales.
Justo Chávez (2001; 16) define el desarrollo como el proceso de maduración física, psíquica y social que abarca todos los cambios cuantitativo  y cualitativos de las propiedades congénitas y adquiridas.  De ello se infiere  que existe desarrollo cuando se está  en presencia de nivel superior conocimientos, en la cual pueda abarcar todas las esferas del hombre tanto en su ser material, como su  psiquis, por ende, con su entorno social, es decir la interacción de las tres planos que conforman su ser, valorando así mismo y a su comunidad, con compromiso social  que logre el bien común y colectivo.
  Por otra parte, Mas M. J. (2007) define lo endógeno como la capacidad para la transformación total, con facultad que crea y añade indefinidamente valor sobre un ente, ya sea persona, cosa, región o país. Entonces,  el  Desarrollo Endógeno  impulsa valores cooperativos y solidarios para fomentar y conducir a  un nivel psíquico de orden superior, integrando lo económico, lo social y lo ecológico.
  De  modo que el conocimiento, desde lo endógeno, tiene como punto de partida y de llegada la vida de las personas. Ha de servir al mejoramiento de la vida en todos los sentidos, independientemente de los caminos que recorra para su validación formal.
  Para Morales E.  (2008), la visión de desarrollo del Estado venezolano está fundamentado en la perspectiva endógena como expresión de un nuevo enfoque de desarrollo, orientado hacia el desarrollo humano,   por  lo  se persigue  establecer que la educación es un eje fundamental del desarrollo endógeno, por  esta razón se ha contextualizado la Ley  Orgánica de Educación  de acuerdo como lo establece la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela.
  Por otra parte, Fernández M.  (2004) plantea que el desarrollo endógeno es una opción estratégica que representa una aproximación que pretende avanzar en la fórmula de un enfoque distinto del neoliberalismo. Se da en este enfoque especial importancia a los recursos productivos como el trabajo, la tierra, los recursos naturales y la tecnología; partiendo de las potencialidades propias se postula que cada región. En este caso la autora concibe el desarrollo endógeno desde los diferentes recursos que tenga una región pero excluye el recurso del ser humano (hombre, mujer) lo que representa el recurso de mayor importancia ya que garantiza la buena utilización de todos los demás.
  Boisier S. (1993; 4) define el desarrollo endógeno como "el progreso permanente de la región, de la comunidad regional como un todo y de cada persona en ella". Es este aspecto fundamental,  ya debe ser de manera sostenible e indetenible el desarrollo para el logro del  progreso alcanzando así  el aseguramiento del bienestar de la comunidad.
  Otras consideraciones teóricas de importancia son sostenidas por Fernández Pereira  A. (2004). Para este investigador las estrategias del desarrollo endógeno (desde dentro), permiten  colocar los fenómenos nacionales en su justa perspectiva histórica cultural   y aumentan en general la capacidad para superar los  enfoques tecnocráticos estrechos y economicistas.
  Gioacchino Garofoli (2000), por su  arte enfoca  el desarrollo endógeno como  una alternativa ante el modo de vida integral, implantado en la mayor parte del mundo y es una opción ecológica ante este modo de vida aniquilador predominante en el mundo y busca reconvertir la cosmovisión artificial creada por el neocolonialismo y el consumo irracional y cambiarlo una visión centrada en valores comunitarios que hagan mirar a las personas a su entorno local.
  Resultan iteresantes las ideas de Rivera H.  (2007) cuando plantea que el Desarrollo Endógeno, no es un desarrollo más, sino que este se enmarca en la filosofía del despliegue del quehacer diario y la partipación activa de todos los actores sociales con el fin de obtener un bien común colectivo.
  Por tanto, para este investigador el Desarrollo Endógeno en el ámbito educativo debe estar dedicado a formar ciudadanos capaces de aprender a ser personas, que cada día ganen en humanidad, adquieran conocimiento, desarrollen sabiduría en el hacer, saber y convivir diario; ejercitando la acción creadora de su mente sincronizada con sus manos, una persona capaz de ejercer un liderazgo compartido en un nivel de respeto, confianza, compromiso y cooperación, promoviendo la convivencia en una sociedad justa, democrática y sinergizada.
Las consideraciones de  Ochoa Arias Alejandro E. (2006), en torno al Desarrollo Endógeno, conducen a la reflexión. Para este investigador la irrupción del Desarrollo Endógeno implica algo más que la actualización del discurso del desarrollo que continuamente apela a adjetivos para renovar su discurso. Términos como económico, industrial, humano, local, sustentable e, incluso, endógeno se van sucediendo para recobrar al desarrollo como la meta incuestionable de toda sociedad. . Plantea que el concepto de desarrollo implica un auténtico interrogar de aquello que constituye las potencialidades de una sociedad, ya no en términos de la noción de desarrollo, sino del despliegue de aquello que constituye y enriquece ala sociedad misma desde sus propias dinámicas.
  Para este investigador ,  el auténtico proceso endógeno de una sociedad obliga inevitablemente a la definición de los mecanismos institucionales, educativos y de innovación con la cual la sociedad no sólo responderá a la dinámica globalizadora de la economía, sino a la más local e importante dinámica de la construcción de sociedades periféricas del desarrollo, que asumen ahora la tarea de incluso centrar sus esfuerzos en pensar al desarrollo ya no como un proceso técnico, sino como el más grande reto que se plantea al conocimiento y la política de los albores del siglo XXI: asumir las diferencias culturales como un mecanismo para entender la dinámica de la globalización como una entre otras posibles dinámicas de intercambio de lo que la sociedad produce, más allá de lo económico.
  Por  tal motivo entiende  al espacio de relaciones espaciales, materiales, culturales, políticas y económicas en donde el hombre construye sentido colectivamente, es decir, donde el hombre hace mundo y en  ese contexto plantea que  un proceso de desarrollo orientado al despliegue de las potencialidades del hombre en su entorno, es decir, del quehacer social exige:
 1. La decisión local sobre las opciones de desarrollo.
 2. El control local sobre los procesos de desarrollo.
 3. La retención de los beneficios del desarrollo en la misma comunidad.
  Es por ello que uno de los objetivos principales de la aplicación del modelo de desarrollo endógeno es fomentar y establecer una sociedad capaz de contener en si misma los modos y medios de producción necesarios para cubrir la necesidades básicas y ampliadas de las personas que la integran, mediante la implementación de una serie de estrategias endogenizadoras que influyan lo cultural, lo económico, lo educacional y el uso e invención de tecnología.
  De lo anterior resultan los siguientes propósitos del Desarrollo Endógeno: búsqueda de  la satisfacción de las necesidades básicas, con la participación de la comunidad, la protección del ambiente y la localización de la comunidad en un espacio determinado, busca que los procesos locales y globales se complementen y su meta es el desarrollo en el nivel local, de la comunidad, pero que este desarrollo trascienda hacia arriba, hacia la economía del país, hacia el mundo.

 CONCLUSIONES

  Finalmente,  se trata de que la educación forme a un hombre que sea capaz de resolver problemas económicos, de producir una nueva sociedad en la que la exclusión social sea sólo un pasado lejano, en la que el pueblo se organice horizontalmente, sin relaciones de dominación, en la que se promuevan nuevos estilos de vida y de consumo, y en la que las esperanzas y sueños de los venezolanos sean una realidad. Se trata de no seguir importando lo que podría producirse en el país, ni continuar produciendo lo que no se necesita, sino producir según las realidades y necesidades del país. Se basa en el cambio del sistema productivo del país, para que cada región sea capaz de transformar sus recursos naturales en bienes y servicios que multipliquen el empleo y el bienestar social, lo que garantiza la calidad de vida para las personas y el medio ambiente.
  De modo general se aprecia en todos los presupuestos abordados que  el modelo   de desarrollo endógeno que necesita la sociedad venezolana  y que fomenta a través de la educación, busca  la implementación de una estrategia autóctona de desarrollo que impulse una economía solidaria orientada a las necesidades del colectivo y a los mercados nacionales, que impulse la defensa y valorización del capital natural, cultural y patrimonial; la defensa del capital social y democrático; es decir, la importancia del fortalecimiento de las instituciones públicas, el fomento de la participación ciudadana en el espacio municipal, regional y nacional  y  la defensa del ser humano mediante la mejora del acceso a la educación.
  De acuerdo a los fines de la Ley Orgánica de Educación (2009),  la educación venezolana debe formar en por y para el trabajo liberador. Es por ello que la búsqueda de lo endógeno en el desarrollo se encuentra vinculado estrechamente con el Trabajo Liberador.
  La educación, en el desarrollo endógeno, implica la búsqueda colectiva de procesos formativos plurales, a diversos niveles, desde distintos espacios (personales, comunitarios, institucionales), más allá de las fronteras tradicionalmente establecidas para ello. También requiere de formas novedosas, creativas, de aprendizaje y de generación y socialización  del saber. Se trata, en fin,  de crear situaciones de aprendizaje personal y colectivo, mediante articulaciones entre los diversos sujetos sociales.
  Además, la educación para el desarrollo endógeno prioriza al ser humano y a sus procesos compartidos de desarrollo integral.. Supone que la educación está ligada a la vida, y se desarrolla con ella en todo momento y en todos los espacios sociales, con el propósito de crear condiciones para el desarrollo vital, pleno, de las personas.
 ¿Por qué educar el Trabajo Liberador?
  En la Educación Media General,  en sus instituciones,  los liceos bolivarianos,   se formará el nuevo ciudadano y la nueva ciudadana para valorarse a sí mismos y a su comunidad, considerando el trabajo como: compromiso social, desarrollo integral, bien común colectivo y responsable en el marco del ideal Bolivariano.
  Al respecto el artículo 87 de la constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela señala “Toda persona tiene derecho al trabajo y el deber de trabajar. El Estado garantizará la adopción de las medidas necesarias a los fines de que toda persona pueda obtener ocupación productiva, que le proporcione una existencia digna y decorosa y le garantice el pleno ejercicio de este derecho”.
  Como se aprecia,  el trabajo liberador, promueve el vínculo entre la teoría y la práctica desde una perspectiva social, contribuye a la formación de una nueva visión del trabajo como elemento dignificador, busca revertir la concepción del ser humano como mercancía por una que conlleve a su autorrealización.
  Desde mediados del 2009, en Venezuela se debate intensamente una Ley Orgánica del Trabajo Liberador, una ley que debe llevar ese nombre porque el Trabajo Liberador es la única categoría social que garantiza la Patria Socialista dibujada en la  Constitución Nacional:
  En su artículo  3 expresa “el estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución”
 ¿Por qué el  “Desarrollo Endógeno, en,  por y para el  Trabajo Liberador” se ubica como eje integrador  en el  Sistema Educativo Venezolano?.
  De acuerdo al currículo y orientaciones metodológicas de los liceos bolivarianos (2007), los ejes integradores son elementos de integración de los saberes y orientación de las experiencias de  aprendizaje, los cuales deben ser considerados en todos los procesos educativos del nivel para fomentar valores, actitudes y virtudes. De ello deviene su importancia en la formación de la personalidad, de una cultura general y su papel en el desarrollo económico y social.
  Todo ello redunda en que el Sistema Educativo Venezolano se  propone alcanzar los fines educativos a través del tratamiento de ejes integradores os ejes integradores no son nuevos conocimientos que se agregan al plan curricular sino que constituyen la perspectiva desde la cual se deberán desarrollar los procesos de enseñanza y abordar los contenidos curriculares para alcanzar la formación en las cuatro dimensiones que el modelo propone:
 •    Ambiente y salud integral.
 •    Interculturalidad,
 •    Tecnología de la Información y las Comunicaciones.
 •    Desarrollo endógeno en por y para el Trabajo Liberador.
  Como se puede apreciar, estos ejes integradores atraviesan  el currículo tanto  a nivel horizontal  (por disciplinas), como vertical (por niveles y años) y s e orientan a la formación de  una cultura y personalidad integral del egresado.
  Especialmente el  “Desarrollo Endógeno, en,  por y para el  Trabajo Liberador”, deviene en eje integrador pues su contenido atraviesa de forma longitudinal y horizontal el currículo, de tal manera que en torno a él se articulan otros temas relevantes de las diferentes áreas de formación y que por su importancia incide en  la formación de la personalidad y de una cultura general
  Por tanto, la educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines. La Ley Orgánica del Trabajo Liberador tiene cuatro  fines: hacer revolución, reconocer y promover el trabajo como un hecho social, llevar a la práctica la protección del Estado para ese proceso en toda su dimensión y alcanzar el Estado Socialista sobre las bases del hecho productivo.

 BIBLIOGRAFÍA
 1.    BOISIER, S. “Desarrollo regional endógeno en Chile. ¿Utopía o necesidad ?”, en Ambiente y Desarrollo , Vol. IX-2, CIPMA, Santiago de Chile. (1993)
 2.    BOISIER, S. La cuestión regional: un enfoque sistémico. Revista Interamericana de Planificación, Guatemala: SIAP, 1991 (b), N° 98, vol. XXIII.
 3.    BOISIER, S.,“El vuelo de una cometa. Una metáfora para una teoría del desarrollo territorial”, en Revista Eure, N° 69, P.U.C/I.E.U, Santiago de Chile. (1997)
 4.    CHÁVEZ JUSTO.  La actualidad de las tendencias educativas: Pedagogía 99.  La Habana: MINED.--33 p. (2000)
 5.    CHÁVEZ JUSTO: Principales tendencias de las teorías educativas en América Latina: Pedagogía 97 / --La Habana: MINED.--33 p.
 6.    Fernández M. ¿Qué es Desarollo Endógeno?. En: http://www.slideshare.net/guest1e1572/desarrollo-endogeno-sustentable. Fecha de publicación 11/11/04.
 7.    GAROFOLI G., Endogenous Devolopment and Southerne Europe, Avebury, Aldershot (UK). (2000)
 8.    Liceos Bolivarianos.  Orientaciones Metodológicas. (2007).
 9.    LÓPEZ, HURTADO J.:   Compendio de Pedagogía. Colectivo de Autores .Editorial Pueblo y Educación.pág.48-146.2003.
 10.    MÁS MARIA J.  Desarrollo Endógeno Cooperacion Y Competencia. En http://www.buenastareas.com/temas/desarrollo-endogeno-cooperacion-y-competencia-maria-josefina-mas-. Consultado en octubre de 2010.
 11.    MORALES EDUVIGES, NÚÑEZ INGRID: La educación como elemento fundamental del Desarrollo Endógeno. Instituto de Estudios Políticos y Derecho Público.  Universidad del Zulia. Maracaibo- Venezuela. 2008.
 12.    Ochoa Arias A.  Aprendiendo en torno al Desarrollo Endógeno. Universidad de Los Andes 2006.
 13.    RIVERA H. Educación y desarrollo endógeno. En: http://www.aporrea.org/educacion/a31423.html. Fecha de publicación 04/03/09
 14.    SAENZ ALEJANDRO. Contribuciones al Desarrollo Endógeno: Participación comunitaria, poder local. (Mendoza, Argentina) Doctorando en Geografía Humana. Universidad Autónoma de Barcelona 2009.