Revista IPLAC

Publicación Latinoamericana y Caribeña de Educación

Estrategia para la formación profesional pedagógica de los coordinadores de las aldeas universitarias: Fundamentos teóricos

ESTRATEGIA PARA LA FORMACIÓN PROFESIONAL PEDAGÓGICA DE LOS COORDINADORES DE LAS ALDEAS UNIVERSITARIAS: FUNDAMENTOS TEÓRICOS


AUTORA:
Fanny Cobarrubios Quintero
Coordinadora de Aldea de la Misión Sucre en el Municipio La Concepción, del Estado Zulia. República Bolivariana de Venezuela.
Dr C Aleida Márquez Rodríguez. Profesora Consultante

Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Dr C Librada García Leyva. Profesora Consultante

Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
UCP “Frank País García”.Cuba

RESUMEN
En este artículo  se presentan los fundamentos  teórico-metodológicos teóricos para estructuración de una estrategia para la formación profesional pedagógica de los coordinadores de las aldeas universitarias , destacándose la determinación del sistema de relaciones entre las dimensiones que fundamentan la misma, en este sentido, las referidas al docente metodológica, es decir, las dirigida a los proyectos pedagógicos, básicos curriculares y proyecto educativo integral comunitario, a la  directiva comunicativa enfocada en la dirección de los procesos pedagógicos entre los básicos curriculares y los proyectos educativo integral comunitario, así como la orientadora contextualizadora encargada de la integración entre las tres dimensiones como elementos básicos de las actividades académicas que ejecuta el coordinador de las Aldeas Universitarias.
Palabras claves: aldea universitaria, coordinador de aldea, formación profesional pedagógica.

STRATEGY FOR THE COORDINATORS´OF UNNIVERSITIES VILLAGES PEDAGOGIC PROFESSIONAL TRAINNING: THEORETICAL FOUNDATION.

ABSTRACT
In this article it is presented the theoretical-methodological foundations for structuring a strategy for the pedagogic professional training of the coordinators in the university villages, highlighting the determination of the system of relation between  the dimension that faundates them, in this sense, those referred to methodology teaching, that is to say, those addressed to the communitarian  essential educative project ,  to the communicative  managing  ,focussed on the management of the pedagogic  processes  between  the curricular basic and the educational communitarian integral projects, as well as, the contextualized instructive guidance in charge of the integration among the three dimensions as basic elements of the academic activity, that the universities villages coordinator fulfils .
Key words: university village, coordinator of village, pedagogic professional training

INTRODUCCIÓN
La educación en las aldeas universitarias tiene como centro de atención al sujeto que a su vez esta consustanciado con el acervo histórico cultural de su comunidad, por ello el coordinador debe realizar una atención integral que permita el desarrollo pleno de sus potencialidades para formar un ciudadano crítico, investigador y creativo.
De igual forma, los coordinadores en su accionar pedagógico van  en búsqueda de lograr una transformación social y fortalecimiento de la identidad nacional, por lo tanto, deben trabajar en grupo, programar actividades interactivas con otras instituciones, elaborar junto a los docentes una atención educativa integral para la justicia social y realizar cursos, talleres de actualización, para lograr renovación pedagógica y pedagógica permanente.
La propuesta de una estrategia para la formación profesional pedagógica de los coordinadores de las aldeas universitarias es necesaria y oportuna, dando respuesta a uno de los problemas que se presenta en la preparación de algunos coordinadores que no cuentan con este perfil y como superación  para los que proceden de la formación de docentes.
 

 

DESARROLLO
El término estrategia ha sido trabajado en la literatura general y en la pedagógica muy vinculada a las etrategias de aprendizaje, pedagógicas, educativas, (Addine, Fátima (2004); Salcedo, Sierra (2002); Márquez, Aleida (1999), entre otros. La definen como procedimientos que organizan secuencialmente la acción; procedimientos dirigidos, planificados intencionalmente antes, durante o después del desarrollo de una etapa; acciones que provocan la transformación real del objeto al estado deseado y como conjunto de actividades y acciones que se planifican y desarrollan para cumplir determinados objetivos o metas.
Se asume  la definición dada por Márquez (1999; 18) que plantea que: “Desde el punto de vista conceptual se entiende que una estrategia es un sistema dinámico y flexible de actividades y comunicación que se ejecuta de manera gradual y escalonada permitiendo una evolución sistemática en la que intervienen de forma activa todos los participantes haciendo énfasis no solo en los resultados sino también en el desarrollo procesal”.
Como está expresado en el Reglamento del ejercicio de la profesión docente (2004) se requiere de la participación y realización de cursos de perfeccionamientos, actualización, especialización programados por el MPPE o instituciones académicas, científicas y culturales de reconocida acreditación, lo que está orientado al mejoramiento permanente, en cuanto a la calidad de la educación que implique cambios en la cultura organizacional, así como la necesidad de definir el rol educativo de cada uno de los gerentes de una institución.
En la  fundamentación  de la estrategia se parte de las ideas filosóficas y pedagógicas propuestas por  Simón Rodríguez, Ezequiel Zamora y Simón Bolívar, denominada como el árbol de las tres raíces, también las ideas del pedagogo Luís Beltrán Prieto Figueroa, a partir de su propuesta del establecimiento del estado docente que plantea que la educación debe formar al hombre integral  y  regirse por los fundamentos legales y pedagógicos, para servir a elevados fines sociales, así como la significación del profesor, como modelo y guía de las nuevas generaciones.
Reforzando la perspectiva social se asumen las ideas de Vigotski, L. en tanto plantea que en el proceso de formación el desarrollo sociocultural es un proceso de participación activa del sujeto con su entorno y los otros manteniendo una relativa autonomía con respecto al mundo que lo rodea.
Dentro de la Normativa legal de la Misión Sucre, se establece que la educación es una variable muy importante en el proceso  desarrollo social y económico de nuestra nación, teniendo, por lo tanto, que formular y ejecutar políticas en materia educativa que vinculen la formación profesional con el desarrollo social y económico. Por lo que se instruye que la educación es una variable muy importante en el proceso de desarrollo social y económico de la nación, teniendo, por lo tanto, que formular y ejecutar políticas en materia educativa que vinculen la formación profesional con el desarrollo social y económico. En  tal sentido, se busca promover los espacios académicos de transformación institucional que involucren la búsqueda de nuevas formas de garantizar el cabal y responsable cumplimiento de la función docente
En cuanto a la formación profesional pedagógica la UNESCO (1989) plantea que en todas las formas y niveles del proceso educativo, que permite la adquisición de habilidades, competencias, actitudes relacionadas con diferentes sectores de la vida, particularizando en el estudio que se realiza se incluye, entonces,  eltrabajo metodológico. Este proceso de formación profesional pedagógica debe ser perenne partiendo del diagnóstico de las necesidades y potencialidades de los participantes, en continua relación de la teoría con la práctica, mediante un aprendizaje significativo flexible que parta de las experiencias del sujeto hacia la reflexión de sus modos de actuación, que promueva el autodesarrollo y el crecimiento personal dentro del contexto de las aldeas universitarias.
Sobre desempeño  profesional pedagógico, se asumen los criterios de  Añorga J. (1995), Ponce Z. (2005),  pues lo conciben como un proceso que se va  construyendo desde la formación inicial y que abarca toda la vida profesional, en el cual en el caso particular del coordinador de aldeas, va a desarrollar capacidades para el cumplimiento de sus funciones, acciones y papeles propios de la actividad pedagógica profesional, con el firme propósito del mejoramiento profesional, institucional y social, para la transformación de todos los procesos que se ejecutan en la aldea universitaria, de forma tal que se accione con cuidado, precisión, exactitud, profundidad, calidad y rapidez.
En la vida universitaria en condiciones de municipalización participan los coordinadores de aldeas, profesores universitarios de cada programa, el colectivo de profesores asesores y tutores y los estudiantes; todos como parte del proceso pedagógico, interactúan entre sí en influyen en el contexto local. En este sentido un proceso de formación profesional pedagógica debe abordar cómo desarrollar estas relaciones e influencias educativas, en la que el desarrollo de actividades metodológicas juega un papel importante.
El trabajo metodológico puede definirse como el sistema de actividades que de forma sistemática se ejecuta, a fin de garantizar las transformaciones que posibiliten el desarrollo eficiente del proceso formativo, y que, en combinación con las diferentes formas de superación profesional y postgraduada permitan un óptimo desempeño  profesional pedagógico de los actores (as) responsabilizados con la calidad de ese proceso.
Entre sus requerimientos fundamentales se encuentran los siguientes:
-    No debe ser espontáneo ni improvisado. Debe planificarse. Esa planificación, en sus líneas generales, puede abarcar todo el año escolar o hacerla por semestres o períodos.
-    No es estático, sino dinámico, en tanto se adecua a las necesidades del proceso pedagógico.
-    Debe tener carácter sistemático y sistémico.
-    Debe distinguirse también por su carácter colectivo, a partir de una exigente autopreparación individual.
A nivel de aldea, éste puede organizarse mediante la conformación de colectivos tales como:
-    Una comisión académica integrada por los (las) profesores (as) de enlace de cada uno de los Programas Nacionales de Formación que funcionan en la aldea.
-    Colectivos integrados por todos los docentes de un mismo Programa, conducido por el (la) profesor (a) de enlace correspondiente.
-    Colectivos integrados, dentro de cada Programa, por los (las) docentes que imparten la misma unidad o básico curricular.
Las actividades que se conciban pueden estar asociadas a diferentes modalidades como: inducciones, talleres, reuniones metodológicas, clases metodológicas de diferentes tipos, visitas de acompañamiento pedagógico a los docentes en sus salones de clase, entre otros. Así como aquellas actividades  que pueda realizar el (la) docente individualmente, como el que se proyecte en cada colectivo o en un consejo científico integrado por los profesionales de mayor nivel de preparación en la aldea :Elaboración de materiales de apoyo a la docencia, talleres de reflexión colectiva en torno a temáticas de interés, organización de foros o eventos para el intercambio de experiencias pedagógicas, entre otros.
Ahora bien, la implementación de una propuesta como la planteada para la continua capacitación y actualización de los (las) docentes requiere también que estos (as) se caractericen por rasgos tales como: originalidad, iniciativa, fluidez, flexibilidad, sensibilidad, elaboración, autoestima, motivación, independencia, pensar técnico, innovación, invención, racionalización. No obstante, la mayoría de los autores coinciden en destacar a la fluidez, la flexibilidad, la originalidad y la elaboración como los más preponderantes.
La educación tiene como finalidad la formación  integral de los hombres y las mujeres. Este proceso formativo se desarrolla en sentido general, en el plano social, toma características particulares en las instituciones educativas donde se convierte en un proceso organizado, sistemático y dirigido de acuerdo con el encargo social. Este es un proceso pedagógico complejo porque en él están presentes, como un todo, concepciones, procederes, valoraciones, actitudes de todos los implicados. De ahí que en la formación profesional pedagógica del coordinador de aldea universitaria los contenidos necesarios para su formación deban atender a esta diversidad.
La dirección de este proceso debe caracterizarse por ser participativa para el desarrollo colectivo, en función de las necesidades sociales y reales y tomando en cuenta los diferentes contextos. En el contexto municipalizado la importancia de la formación profesional pedagógica del coordinador de aldea universitaria adquiere una mayor relevancia, porque en este él asume un nuevo rol profesional, basado en la coordinación de cada una de las influencias educativas en la dirección del proceso pedagógico. Por ello, según Addine, F. (2004;3):  “Contextualización, es un proceso lógico de desarrollo del profesional que le permite ubicarse en las situaciones concretas de relevancia y actualidad en la asignatura, disciplina, en la sociedad, y que es usada como marco motivacional y conductor temático para la presentación, desarrollo y evaluación de los contenidos, con fines de aprendizaje”.
Se refiere además a la selección de  un problema profesional, pero debe cumplir que el problema escogido sirva de hilo  conductor en la presentación y desarrollo de al menos un tema de la asignatura o disciplina y que estos se escogen por su relevancia contemporánea, novedad intelectual y su relación con la tecnología y las cuestiones educacionales más actuales.
Desde esta perspectiva, el contexto de esta investigación lo constituye la preparación pedagógica del Coordinador de aldea universitaria para perfeccionar su actividad profesional, por lo que la constante evaluación contextualizada de esta situación pedagógica concreta, es una habilidad que le permitirá al coordinador de aldea universitaria el análisis crítico para superar los desafíos metodológico que irán surgiendo en la medida que se haga copartice y protagónico en su accionar en la estrategia pedagógica.  
Sobre dirección, se asumen fundamentalmente lo planteado por Bringas, J. A. (1999, 26), que refiere “… el imperativo de tomar conciencia acerca de la necesaria renovación adaptativa y movimiento transformador. Por ello, lo primero es el reconocimiento del cambio por parte del personal de la institución universitaria. No se puede pretender avanzar en esta ruta si antes el personal no se ha convencido de esta necesidad y no se debe esperar que alguien cambie si la dirección universitaria no es la primera en hacerlo “.
En este sentido, es el coordinador de aldea universitaria  el que debe  buscar vías  para involucrar a todos los participantes en la  ejecución con responsabilidad y compromiso de todas las actividades que le conciernen desarrollar a la institución  en condiciones de municipalización.
Acertadamente  Bringas, J. A. considera que  la dirección universitaria debe manejar inteligentemente estos procesos cuidando que el cambio no sea impuesto; él debe brotar del interior de la institución, de la comprensión y apoyo de sus directivos, administrativos, docentes, investigadores y estudiantes.
Partiendo del análisis del rol que juega el coordinador de aldea en el contexto histórico que vive Venezuela, en la construcción de una nueva república, en la que según su constitución (1999), se plantea la educación como derecho de todos y se aboga por la inclusión  de todos con los mismos derechos, es entonces,  el proceso de universalización el que brinda las mayores oportunidades para desde las comunidades desarrollar el vínculo universidad-comunidad.
El coordinador de aldea debe ser una figura que a partir de su rol social  despliega  diferentes acciones, para lo que debe estar preparado en el desempeño  profesional pedagógico de diferentes funciones como son:
-    La función docente para dirección del proceso pedagógico.
-    La función orientadora  para orientar  la política educativa de la  misión.
-    La función sociocomunitaria para el vínculo aldea universitaria –comunidad.
-    La función comunicativa la que proyecta de forma asertiva la integración de las diferentes funciones.
La función directiva es la que concreta el desarrollo de las diferentes funciones.   Entre estas funciones se establecen relaciones de las cuales emanan las dimensiones.
1.    De las relaciones entre las funciones docente-directiva –sociocomunitaria, emerge la dimensión docente –metodológica.
2.    De las relaciones entre la docente-directiva-comunicativa, emerge la dimensión directiva comunicativa.
3.    De las relaciones entre las relaciones sociocomunitaria-directiva-orientadora, emerge la contextual orientadora.
De las relaciones dialécticas que se dan entre las tres dimensiones, se puede lograr un desempeño profesional pedagógico satisfactorio de los coordinadores de aldeas universitarias.
La dimensión docente metodológica se expresa en  la concepción, planificación, control y seguimiento del conjunto de métodos, medios, procedimientos, técnicas y formas de organización del proceso docente en lo que respecta al desarrollo de los proyectos pedagógicos, básicos curriculares y proyecto educativo integral comunitario, que se desarrolla en la aldea universitaria, que permiten el procesamiento de información al interpretar la realidad pedagógica y poder delimitar el sistema de actividades para modificar, desarrollar o transformar el conocimiento inicial del objeto que se pretende modificar, que se centra en la dirección de la formación inicial de los diferentes programas de formación que se desarrollan en su aldea universitaria.
Comprende  la correcta orientación a sus subordinados, de los componentes  didácticos desde una perspectiva pedagógica, delimitación de sus regularidades, enfoques, particularidades en el proceso de formación profesional pedagógica para adaptarse al cambio educativo que se expresa a través del sistema educativo bolivariano.
Añorga J. y colaboradores (1998) plantean que el desempeño profesional es la “…capacidad de un individuo para efectuar acciones, deberes y obligaciones propias de su cargo o funciones profesionales que exige un puesto de trabajo. Esta se expresa en el comportamiento o la conducta real del trabajador en relación con las otras tareas a cumplir durante el ejercicio de su profesión. Este término designa lo que el profesional en realidad hace y no sólo lo que sabe hacer”
En la dimensión directiva comunicativa,  la necesidad objetiva de la dirección como mecanismo regulador de los movimientos y cambios del objeto de las funciones administrativas del coordinador de aldea universitaria, como planificar, dirigir, controlar, orientar, supervisar y evaluar de manera tal, que el mismo se mantenga dentro de un estado determinado o pase de un estado a otro, por lo que esta dimensión está enfocada en la dirección de los procesos pedagógicos entre los básicos curriculares y los proyectos educativo integral comunitario,
Asumiéndose los preceptos de Fernández González, Ana Ma. (s/f), para quien la educación es un proceso de comunicación dirigido a la búsqueda de formas más eficiente de diálogo y participación en los grupos de enseñanza. Se considera la comunicación como un proceso democrático centrado en el diálogo que abre múltiples canales que permite diversas redes de relación entre educadores y educandos.
La autora plantea entre sus características su vínculo con la actividad como formas de relación humana.  Y expresa “La comunicación entre los seres humanos transcurre en el contexto de una actividad que condiciona “el encuentro” comunicativo o las motivaciones específicas relacionadas con la comunicación provocan la realización de actividades conjuntas entre las personas. De ahí el carácter complementario e interdependiente entre las mismas por lo que conforman una unidad dialéctica” Fernández González, Ana Ma. (s/f, 4).
Partiendo  de ello, la dirección posee leyes y principios, y reglas que tienen una relación causa-efecto, no solo dentro de las funciones del coordinador, sino además en la interrelación   de la misma con el objeto propio de esta área del saber pedagógico, por lo que posee objetivos y unidad de elementos que puede ser enseñada y aprendida.

De igual forma, la promoción de estilos comunicativos que favorezcan  los espacios académicos que le permitan la actuación en función del interés colectivo. Así mismo, asumirse como líder ideológico-político de alternativas, con  competencias y habilidades para dirigir las aldeas universitarias logrando así que los miembros de sus aldeas universitarias se organicen  para que alcancen el bienestar en común.
Las relaciones son el resultado de la expresión de una elevada coherencia en la profesionalización del coordinador de aldea universitaria, a partir de considerar como indispensable la práctica pedagógica, que permiten dar atención a las actividades formativas, procedimientos de acción participativa, enfoques de contenidos socio-pedagógicos; también incluyen su preparación para la dirección de los proyectos comunitarios, a través de la práctica pedagógica, manteniendo un orden jerárquico entre ellas en pos del logro esencial de la formación pedagógica de manera activa con un carácter novedoso.
La dimensión orientadora contextualizadora, está vinculada con el ajuste de los diferentes factores, a los objetivos establecidos, a las situaciones específicas de los  profesores asesores, a los estudiantes que tienen lugar en el ámbito  pedagógico dado, así como la flexibilidad en la integración de estos aspectos. Se asume lo planteado por  de Suárez,  Clara (1998-2008), por cuanto para ella la orientación es un proceso en que se movilizan los recursos personales y sociales de sujetos y grupos participantes, en la identificación de contradicciones que emergen en la situación y en el que se promueven la búsqueda de alternativas para su solución.
Las relaciones dialécticas que se establecen entre estas tres dimensiones posibilitan desplegar el desempeño  profesional pedagógico de los coordinadores de aldea como aquel proceso en el cual deben relacionarse dialécticamente las dimensiones docente metodológica, directiva y contextualizada,  que le permitan dentro de un proceso de análisis,  reflexión y sistematización, orientar, asesorar y  dar solución  a problemas  profesionales,  así como tomar decisiones acertadas sobre los cambios que se  deben introducir en su actuación,  cuyo  resultado será el perfeccionamiento de la formación profesional pedagógica  de los profesores asesores y que repercutirá favorablemente también en los estudiantes.


CONCLUSIONES
La estrategia pedagógica para la formación profesional pedagógica del coordinador  de aldea universitaria está concebida desde una perspectiva  que reconoce la relación aldea universitaria-comunidad como vínculo necesario para el desarrollo del proceso educativo contextualizada a la realidad educacional del país, regiones y municipios y aldeas.
La formación profesional pedagógica del coordinador de aldea universitaria, permite la interpretación, comprensión y aplicación de cuanto hay que aprender a aprender y aprender a ser. Así como evaluar los resultados que deban lograrse en las transformaciones necesarias de docentes y estudiantes en el contexto educativo.  


BIBLIOGRAFÍA
1.    Addine Fernández, F. Didáctica: Teoría y práctica. (Compilación). (2004). Editorial Pueblo y Educación, La Habana. Cuba.
2.      Añorga Morales Julia y colaboradores. Glosario de Términos de la Educación Avanzada (1998). Ediciones Universidades Sucre. Bolivia.
3.     Bringas, JA. (1999). Propuesta de modelo de planificación estratégica universitaria. Tesis presentada en opción al grado científico de doctor en ciencias pedagógicas. Ciudad de la Habana. Cuba.
4.    Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Gaceta Oficial N°36860 del 30 de Diciembre de 1999.
Fernández González, Ana Ma. (s/f), Comunicación educativa. La Habana .Cuba.

5.    Márquez Rodríguez, Aleida (1999). Proyecto GIDEC: un enfoque integrador para el desarrollo de la excelencia y la creatividad. Santiago de Cuba.
6.    Nuevas universidades en Venezuela. www.dibagati.com (2007).Coordinación Regional Misión Sucre. Manual de procedimiento de la Misión Sucre. Estado Anzoátegui. (Consultado 17 de junio 2008)
7.    Ponce Milián,  Zenaida E.  (2005) El desempeño profesional pedagógico del tutor del docente en formación en la escuela primaria como microuniversidad. Tesis en opción al título de Dr. en Ciencias Pedagógicas .Matanzas.
8.    República Bolivariana de Venezuela (2009). Proyecto Nacional Simón Bolívar. MPPCI.
9.    Reglamento del ejercicio de la profesión docente. (2004)
10.     Sierra Salcedo, Regla Alicia (2002). Modelación y estrategia: Algunas consideraciones desde una perspectiva pedagógica. Ed. Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana, Cuba.
11.    Suárez, Clara (1998). Modelo de orientación educativa. Material en soporte digital. Centro de Estudio M.F. Espacio Universitario de Oriente,
12.    Tamayo Roca, Carlos (2009). El papel de los profesores tutores en el desarrollo de la autovaloración docente de los profesores generales integrales de secundaria básica en el proceso de universalización de los Institutos Superiores Pedagógicos. Tesis en opción al grado científico de doctor en Ciencias Pedagógicas. Santiago de cuba.
13.    UNESCO (1998). “Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción”. Conferencia Mundial sobre la Educación Superior. París, octubre. www.unesco.org/education/educprog/wche/declaration_spa.htm. Consulta: 12-06-11.