Revista IPLAC

Publicación Latinoamericana y Caribeña de Educación

Innovando en Educación Superior. Desarrollo del pensamiento...

Innovando en Educación Superior. Desarrollo del pensamiento crítico-reflexivo mediante la Matemática en los estudiantes del primer semestre del Programa de Formación en Informática para la Gestión Social (PFIGS) de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) sede Falcón.

 AUTORES:
Licda. María Hercy Moreno Cuberos.
Doctorante del Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño.
Venezuela
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Dr. Ignacio Ramírez Ramírez
Universidad de Ciencias Pedagógicas “Juan Marinello”. Matanzas, Cuba.
Profesor titular y Director de relaciones internacionales de la institución.
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
 RESUMEN
  La posibilidad de producir aportes importantes que tributan al desarrollo del pensamiento crítico-reflexivo de los estudiantes, desde la perspectiva de hacer de la actividad matemática un ámbito de crecimiento personal, se corresponde con un reto innovador que permite fortalecer los pilares de la Educación Superior venezolana. Precisa vencer obstáculos de tipo ideológico, circunstancial y epistemológico, conducido por el docente de mente amplia y transformadora que aporte al estudiante, diversas formas de ver el mundo y su vida misma. Bajo la premisa desarrolladora, un proceso activo, con una lógica dialéctica que consolida las habilidades y competencias implícadas, donde se dirige en la clase de Matemática el interés por verificar si los contenidos vistos y aprendidos funcionan, la perseverancia para hacerlo de la mejor manera sin que las equivocaciones los detengan, la autoestima que les produce ver el producto terminado así como la facultad de explicar, las preguntas que surgen, las posibilidades futuras de estos problemas, ejercicios y la capacidad del ser humano para crear, dentro del marco de actividad consciente y planificada en aras del desarrollo de la personalidad.
 Palabras Claves: pensamiento crítico-reflexivo, aprendizaje desarrollador, proceso de enseñanza-aprendizaje de la Matemática, estrategia didáctica.

 ABSTRACT
  The possibility to produce important contributions that pay to the development of the critical-reflexive thought of the students, from the perspective of making of the exercise, the mathematical problem and the reading an environment of personal growth, belongs together with an innovative challenge that allows to strengthen the pillars of the Venezuelan Superior Education. Precise to conquer obstacles of ideological, incidental type and epistemological, driven by the educational of wide mind and transformadora that contributes the student, diverse forms of seeing the world and their same life. Under the premise developed an active process, with a dialectical logic that consolidates the abilities and competitions implícadas, where he/she goes in Mathematics's class the interest to verify if the seen contents and learned they work, the perseverance to make it in the best way without the mistakes stop them, the self-esteem that produces them to see the finished product as well as the ability to explain, the questions that arise, the future possibilities of these problems, exercises and the human being's capacity to create, inside the mark of conscious activity and planned for the sake of the development of the personality.
 Key Words: thought critical-reflexive, teaching-learning developer, process of teaching-learning of the Mathematics, didactic strategy.

 INTRODUCCIÓN
  En los últimos años del siglo XX y en los primeros del XXI, en el ámbito mundial se han producido modificaciones significativas ante la necesidad de virar hacia un nuevo modo de actuación profesional basado en decisiones razonadas, lo cual exige el rediseño de planes de desarrollo social, económico, cultural y educacional.
  En la Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI , se señala la creciente demanda a ese nivel en este siglo y la diversificación de la misma, lo que implica la toma de conciencia ante la importancia que reviste para el desarrollo sociocultural, económico y la construcción del futuro, de cara al cual las nuevas generaciones deberán estar preparadas con nuevas competencias, conocimientos e ideales, razón por la que la educación, en la mayoría de países incluyendo a Venezuela, ha sido revestida del papel de formar y desarrollar personalidades que cumplan a cabalidad el encargo en el momento histórico-social en que se circunscriben.
En la Educación Superior venezolana, en primer lugar, sus fines han sido enunciados en documentos legales , en los cuales se propicia el desarrollo de personalidades sanas, cultas, críticas y aptas para convivir en una sociedad democrática , bajo condiciones de calidad, oportunidad y gratuidad ; en segundo lugar se han delineado los objetívos , para forjar la formación integral del hombre, de profesionales especialistas, con mejoramiento constante y actualizado conforme a necesidades del desarrollo nacional y progreso científico, que conlleve a fomentar la investigación para adquirir conocimientos e impulsar el progreso de la ciencia, tecnología, letras, artes y demás manifestaciones creadoras en beneficio del bienestar del ser humano, sociedad y el desarrollo independiente de la nación; lo que conforma el norte hacia donde se debe dirigir esfuerzos en materia pedagógica y didáctica para el logro de atender con calidad, necesidades que la masificación pueda traer.
  En la ya citada Declaración se promueve la investigación en disciplinas, de las Ciencias Sociales, Humanas, Educación, Ingeniería, Naturales, Matemática, Informática y Artes, y señala que si se aprovechan potencialidades de esas asignaturas, entonces se logra la apertura de un caudal de opciones en los fines y objetívos de la Educación Superior y ante esta realidad, la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) no se encuentra ajena, pues ella promueve la formación de ciudadanos comprometidos con el país, que desarrollen pensamiento conforme con su formación, y ello se contempla en el Programa en particular de Formación de Informática para la Gestión Social (PFIGS), para ajustar a un contexto particular.
  Pero la realidad se presenta dentro de los salones de clase de manera compleja, basta una observación empírica  del proceso de enseñanza-aprendizaje donde se aprecia un acto tradicional de impartir clases, que permite inferir que elementos como la actividad y la comunicación se dan fuera del marco de acción que deja procesos cognitivos al margen de la interrelación con procesos afectivos, imposibilitando ver la psiquis como sistema en el marco de la personalidad, pues la actividad basada en la comunicación implica: disposiciones y capacidades, además el predominio de ejecución de tareas poco relevantes dentro y fuera del contexto áulico con marcada presencia de conocimientos previos con errores conceptuales y epistemológicos, generan obstáculos que no permiten dar solución a situaciones de aprendizaje que exigen esfuerzo intelectual para transformar información en conocimiento y luego el uso de este, en la solución de otros problemas.

 DESARROLLO
  En asignaturas como la Matemática, se ha conducido un aprendizaje memorístico durante años centrado en solución de ejercicios más que problemas, lo que conforma una tendencia que no fortalece la formación ni desarrollo de habilidades o capacidades, de lo cual se deduce que se ha conducido al educando en el desenvolvimiento de un pensamiento solo lógico, y se ha alcanzado una tendencia hacia la deserción y/o repitencia, aprobar con nota mínima o a actitudes negativas hacia el aprendizaje; lo que contradice en parte las bases teórico-filosóficas-legales de la Educación Superior venezolana, pues se ha robustecido la falta de compromiso del estudiante con sus vivencias y con la carrera en la cual se capacita.
  Por otra parte, el perfil de egresados del programa (PFIGS), señala la formación de ciudadanos con pensamiento crítico y reflexivo, situación que los autores consideran propicia para que sea dirigido hacia el desarrollo del pensamiento de carácter crítico-reflexivo en unidad dialéctica con miras a la transformación.
  La situación de contradicción expuesta, conlleva a pensar en primera instancia cómo se logra el desarrollo del pensamiento crítico-reflexivo, aprovechando las bondades que la Matemática encierra, propiciando que se rompa dentro del contexto actual de la Educación Superior Venezolana, un esquema ante el cual se ha considerado como asignatura controversial y polémica.
  En los últimos años, una tendencia de aprendizaje con carácter desarrollador cobra auge en el país, autores como (Caballero y Mendoza, 2010) ,(Hidalgo,2009) ,(Barrios,2009)  han llegado a establecer vínculos entre temática, especialidad y asignatura (TEA), cuyas interrelaciones se tornan exigentes, porque el estudiante debe lograr apropiarse de aprendizajes solo significativos durante la formación, en áreas del saber, cultura y vida cotidiana, pudiendo transferir conocimientos a otros contextos y estudios, propiciando el desarrollo social y adquisición de competencias científicas que permiten la comprensión del mundo y cómo actuar para lograr el crecimiento económico y desarrollo social, que parten de la realidad como fuente de aprendizaje para la vinculación de programas con el contexto humano-social y favorezca el enfoque interdisciplinario-contextualizado, lo que a criterio de los autores funge como un criterio incompleto, debido a que el aprendizaje debe ser significativo, funcional y productivo; pues debe relacionar saberes previos del estudiante con el nuevo aprendizaje, que lo que aprende lo pueda aplicar en situaciones variadas y promover la promoción de nuevos conocimientos, respectivamente, en la búsqueda de ese carácter desarrollador con apego a la realidad del país.
Hasta acá se unen elementos concordantes en un proceso: educación, enseñanza-aprendizaje, potencialidades matemáticas, desarrollo del pensamiento crítico-reflexivo, que permite a los autores plantear: ¿cómo se puede innovar en la Educación Superior venezolana de manera que se desarrolle en los estudiantes de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) el pensamiento crítico-reflexivo mediante la enseñanza de la Matemática?
Lo expuesto con anterioridad, parte de la premisa de alcanzar la educación direccionando el proceso de enseñanza-aprendizaje en la unidad curricular: Matemática, obedeciendo a la formación de profesionales con perfil, que se proyecta en la Universidad Bolivariana de Venezuela sede Falcón, en el primer semestre del Programa de Formación en Informática para la Gestión Social (FIGS). Este Programa forma profesionales conscientes de la utilización de tecnologías para la sociedad, impulsa el uso de éstas para el desarrollo endógeno, auto-sostenido, participa en el diseño y automatización de planes sectoriales, locales y nacionales e incide en el proceso de democratización del conocimiento.
  La razón del perfil del egresado es lo que hace determinar la claridad del proceso de formación de este, pues debe adquirir capacidades de: desarrollo, diseño, planificación y aplicación de sistemas computacionales orientadas a las organizaciones, gestión de planes, programas y proyectos de desarrollo local, regional o nacional del estado, centrándose en la interdisciplinariedad, posibilitando la aplicación de saberes en situaciones reales, lo que permite comprender en forma crítica el impacto de las tecnologías informáticas, con sentido de ética para disminuir la brecha del conocimiento tecnológico en los diversos sectores de la sociedad.
De tal manera, en la búsqueda de interrelacionar la Matemática en esas dimensiones los autores fijan posición en dos direcciones, en primer lugar, se deben considerar las potencialidades que pueden ser exploradas por el docente puesto que la asignatura es una de las formas básicas de expresión mediante la cual se dota de significado, se organiza el mundo, permite comunicar, interpretar, predecir y conjeturar; y en segundo lugar, se debe aprovechar lo expuesto en el alcance progresivo del encargo social, ya que una de las finalidades primordiales de la Matemática es la preparación de la intervención activa del individuo en la sociedad, que la pueda dirigirse al fomento de la creatividad, pensamiento crítico y reflexivo, con capacidad de aprender de modo autónomo en y para la vida, y de aplicar este conocimiento para resolver los problemas que la vida les plantee.
Para lo cual no solo se debe direccionar el proceso de enseñanza de ella a sabiendas que no se puede asumir solo su dimensión lógica, restringida solo a la realización de ejercicios, pues el pensamiento del hombre no es sólo lógico; y con ello se contribuye a la formación de republicanos con sentido crítico-reflexivo, participativo, con cultura política, conciencia y compromiso social, si se fomenta la motivación necesaria, basada en un óptimo proceso de comunicación, se disminuye a lo sumo, mentes intransigentes y únicas, donde no se pregunten con frecuencia ¿para qué estudiarla? y se hagan partícipes de mecanismos y operaciones variados, llevadas a cabo por otros, que ante los fracasos o errores se pueden superar, forjando el hábito de precisión en los razonamientos, propiciando un modelo mental flexible que le conlleva a tener capacidad de buscar otras alternativas de organización y cimentar hábitos den la búsqueda de datos e información utilizando conocimientos previos para economizar esfuerzos en los razonamientos, haciéndole sentir que ha alcanzado un conocimiento desde una ética social mediante perseverancia y tolerancia, donde se valora y respeta el mísmo y a los demás, bajo la responsabilidad de lo que adquiere a futuro y por todo ello, se contribuye a disminuir deserciones o repitencia inútiles, personas excluidas del sistema, alienados en su existencia, que conllevan a forjar una manera de vivir en el mismo orden.
  Diversas definiciones de pensamiento como las de: (Villarini Jusino, 1991) , (Vega, 1990) , (González M. y., 2007) , (Wheeler, 2001) , (Afanasiev, 1996) , convergen en que es una actividad de la mente humana y propia de la materia compleja, como la conciencia; que ha aparecido como consecuencia del desarrollo de la materia y al cual aparece estrechamente relacionada y se obedecen el uno al otro, tornándose el pensamiento en este sentido, como propiedad del cerebro, de lo que resulta fácil concluir, que el pensar es la obra maestra del pensamiento, como actividad inherente a todo ser humano y donde mediados por el lenguaje el primero se hace verbal y el segundo intelectual, donde se conjetura que: sin pensamiento no habría ciencia, filosofía, arte ni tecnología, ya que este posibilita el conocimiento del mundo, y su transformación; pero es también resultado de la actividad transformadora del hombre, pues el transforma en el proceso su conciencia y pensamiento, debido a la actividad propia y es en esa medida que ha transformado la naturaleza en miles de años de evolución, donde ha ido desarrollando capacidades mentales complejas, de lo que se deduce que el pensamiento no aparece en el individuo por generación espontánea; se desarrolla con la actividad, donde adquiere su verdadera significación.
Alcanzar pues, el desarrollo del pensamiento, implica según los autores, activar procesos mentales generales y específicos en el interior del cerebro humano, para desarrollar o evidenciar las capacidades fundamentales, las capacidades de área y las capacidades específicas, haciendo uso de estrategias, métodos y técnicas durante el proceso enseñanza-aprendizaje, con el propósito de lograr un aprendizaje significativo, funcional, productivo y de calidad que sirva a la persona en su vida cotidiana y/o profesional.
  Si en la enseñanza de la Matemática, se define con claridad la activación de los procesos mentales o cognitivos del educando, por etapas, las fases que cubrirá el proceso, los niveles de aprehensión de la realidad y de desarrollo del pensamiento, pasando por la cognición y metacognición, se alcanzan una serie de capacidades, entre las que figuran la de aprender a pensar y todo ello se logra si se seleccionan los componentes didácticos de manera congruente en conjunción entre lo afectivo-volitivo, aunado a lo instructivo-educativo, la personalidad se verá igualmente en tránsito progresivo al desarrollo de un pensamiento crítico-reflexívo.
En este orden de ideas, el desarrollo del pensamiento, parte de la etapa de aprehender la realidad mediante la información que otorgan los sentidos, para aprehender la realidad por las diversas formas de representarla como medio de razonamiento, para luego aprehender la realidad por nociones, conceptos, teorías, leyes, principios y símbolos, todo lo cual conlleva a la cognición y metacognición en la formación de capacidades de aprender a aprender, aprender a ser, hacer y convivir, valorar y pensar.
  Así que de esta manera se aborda la educación de cara a los cambios sociales y se ratifica que preparar para la vida puede aprovechar la Matemática, y las bondades que aporta en el desarrollo del pensamiento del estudiante, radicado en la premisa que el país requiere cambios hacia la autotransformación, el desarrollo del pueblo en todas las esferas y circunstancias, que dirijan la consolidación del proceso socialista, e igual se ratifica desde ésta óptica, que se promueve y se asegura condiciones para el crecimiento de capacidades y potencialidades en los ciudadanos, he allí la relevancia de desarrollar: el pensamiento.
  En la revisión al programa de Matemática del primer semestre, se aprecia entre las orientaciones de base, que se propicie en el estudiante la reflexión y la crítica, proponiendo diversos métodos, se plantea el pensamiento crítico-reflexivo según los autores, como un proceso de búsqueda, obtención y organización del conocimiento, basado en la comunicación y motivación, mediante operaciones lógicas de razonamiento en la solución de problemas, reflexión y toma de decisiones, que permite llegar a emitir juicios de manera eficaz, coherente y lógica en la formación de nuevos conocimientos, con miras al desarrollo del individuo y transformación de la sociedad.
La Matemática por su parte, vista como ciencia organizada posee un cuerpo de definiciones, axiomas postulados y teoremas, como asignatura, es una forma de actividad humana en la cual un sujeto llamado estudiante, guiado por un docente, en un aula de clase, reflexiona sobre determinados fenómenos con el fin de elaborar y construir el conocimiento matemático perfectamente delimitado en el programa de estudio, por lo que debe contribuir a desarrollar la capacidad de pensamiento del estudiante, permitiéndole determinar hechos, establecer relaciones, deducir consecuencias, potenciar el razonamiento y la capacidad de acción, promover el uso de esquemas y representaciones gráficas para lograr que cada estudiante participe en la construcción del conocimiento matemático, bajo un ambiente donde se propicia el trabajo cooperativo, el ejercicio de la crítica, participación, colaboración, discusión y defensa de las propias ideas, donde se asume la toma conjunta de decisiones reflexionadas; donde estos propósitos no se identifican con los objetivos generales planteados en el programa de la asignatura en el (PFIGS).
  Por su parte, el proceso de enseñanza-aprendizaje de la asignatura encuentra un apoyo en la ciencia llamada Didáctica de la Matemática, la cual estudia aspectos pedagógicos, psicológicos, epistemológicos, sociológicos, históricos y filosóficos que influyen en el aprendizaje y asimilación de la Matemática escolar; en los contenidos, métodos y estrategias reconocidas actualmente por la comunidad científica como apropiados para determinado nivel educativo y mediante las cuales la ciencia Matemática se transforma en un objeto de conocimiento para el estudiante, que se llama “asignatura Matemática” y cuya nueva visión de su enseñanza, gira en torno a consolidarse como facilitadora de la adquisición del conocimiento por parte del que aprende, en contraposición de una visión de transmisora del conocimiento ya construido.
  Si bien la suma de estos criterios constituye un estrategia para el logro de objetivos y fines de la educación, el punto es, que el estudiante elabore el conocimiento matemático lo que otorga carácter de valor a la propuesta de que la Matemática logrará cumplir con su loable función de desarrollar capacidades y habilidades, por lo que se deduce que no solo se debe desarrollar solo el pensamiento lógico, sino el pensamiento sensorial, racional, crítico y reflexivo, no solo con el uso de una lógica formal, sino de una lógica dialéctica.
  Por otra parte, durante los últimos años ha aparecido en el escenario pedagógico venezolano y extranjero, una concepción del proceso de enseñanza-aprendizaje con carácter desarrollador y diversos autores la han asumido en el país, por ejemplo en Cuba donde ha cobrado auge con representantes como (Silvestre, 1999) , (Bermúdez, 2004), (Doris Castellanos, 2003), quienes lo    consideran como un proceso que garantiza en el individuo la apropiación activa y creadora de la cultura, propiciando el desarrollo de su auto-perfeccionamiento constante, de su autonomía y autodeterminación, en intima conexión con los necesarios procesos de socialización, compromiso y responsabilidad social, que casi perfectamente comprende el marco de acción para aplicar una estrategia didáctica con base teórica desarrolladora, si al proponer coherencia entre los fundamentos teóricos generales, concretados en las ciencias de la educación y las ciencias pedagógicas en la aplicación del enfoque histórico-cultural a la enseñanza-aprendizaje de la asignatura de Matemática se conlleva al desarrollo del pensamiento no solo lógico, sino sensorial, racional, y crítico-reflexivo, con miras al desarrollo de la capacidad y habilidad reorganizadora propia-social con plena facultad de conciencia que condicione la conducta, disposición y responsabilidad como modo básico de actuar acertadamente, transformar y crear en diferentes contextos la realidad de ajusta con creces a lo que Venezuela requiere y plasma en sus documentos rectores.
  Los autores señalan que si se conjugan elementos básicos de la tendencia, para que el aprendizaje sea desarrollador, con enclave en la realidad venezolana se considera: primero: cumplir con criterios que van desde promover el desarrollo integral de la personalidad del educando, propiciar el tránsito progresivo de la dependencia a la independencia y a la autorregulación, a la par de desarrollar capacidades para lograr aprendizajes a lo largo de toda la vida; segundo: caracterizada por ser personológica, consciente, transformadora, responsable y cooperativa, entonces el proceso de enseñanza-aprendizaje desarrollador constituye la vía mediatizadora esencial para la apropiación de conocimientos, habilidades, normas de relación emocional, de comportamientos y valores legados por la humanidad, que se expresan en el contenido de enseñanza, en estrecho vínculo con el resto de las actividades docentes y extra-docentes que realizan los estudiantes.
  Si se transfiere lo señalado en la asignatura de Matemática, estas características se concretan a criterio de los autores en que cada estudiante es una personalidad que se integra en la dinámica del proceso, aportando sus conocimientos, experiencias previas, intereses y motivaciones sobre el contenido matemático en las actividades de la clase y fuera de esta.
  Así que de esta manera se deduce el papel que debe desempeñar el estudiante bajo una concepción desarrolladora en la enseñanza-aprendizaje de la Matemática está dado en que el sienta el proceso en estrecha unidad dialéctica entre lo instructivo-educativo; puesto que la asimilación activa de los contenidos y la profundización en ellos, favorece la comprensión de los planteamientos, donde el despliegue una actividad intelectual productiva-creadora, le permita que enfrente su aprendizaje como un proceso de búsqueda de significado matemático y problematización permanente, con lo que toma en cuenta distintas formas de aprender y los diferentes aprendizajes en diferentes compañeros, potenciando la calidad del aprendizaje propia, llegando a propiciar un aprendizaje eficiente y significativo-motivado que le permite asumir progresivamente la responsabilidad de su aprendizaje constituyéndose el protagonista del proceso que atiende a su formación y por tal razón al desarrollo del pensamiento sensorial, racional, analítico, crítico-reflexivo, independiente, alternativo y creativo.
  De igual forma se deduce que el rol del docente debe procurar organizar en función del encargo social el tránsito hacia un aprendizaje autodirigido, autorregulado; mediante procesos de autoconocimiento, favoreciendo la formación y el desarrollo integral de la personalidad del estudiante, con conocimiento en el de deficiencias, limitaciones, fortalezas y capacidades, lo que garantiza la formación, transformación, unidad y equilibrio de lo cognitivo, lo afectivo-valorativo y lo comportamental en el desarrollo y crecimiento personal de los estudiantes, previos diagnóstico, de las intenciones pre-profesionales y el nivel de desarrollo actual y potencial, con todo lo que se desarrolla la capacidad para realizar aprendizajes a lo largo de la vida, a partir del dominio de las habilidades, estrategias y motivaciones para aprender a aprender, y de la necesidad de una autoeducación constante mediante el uso adecuado de métodos y procedimientos adecuados, donde el empleo de las TIC y medios activos le permitan llevar al estudiante a explorar, conjeturar, refutar, reformular y explicar , pues todo ello tiene un significado para el hombre, por vivir en un mundo constante y consecuente con su objeto y campo de estudio, todo lo que permite propiciar el desarrollo en el sujeto de la capacidad de conocer, controlar y transformar creadoramente su propia persona en su medio, su estilo de aprendizaje, por ende de su personalidad y en este orden de ideas del pensamiento crítico-reflexivo a su par.
  Por todo lo expresado, la enseñanza-aprendizaje en la universidad actual, bajo enfoque desarrollador permite el tránsito continuo hacia niveles superiores de desarrollo, con el objetivo de formar una personalidad integral, capaz de aplicar los conocimientos matemáticos en la solución de problemas vinculados a la vida, para transformar la realidad en base a la solución de contradicciones que en la práctica se realizan y en perfecta consideración de la existencia de una serie de líneas directrices a lo largo del programa de la asignatura presentes, tales como: conceptos, demostración de proposiciones, construcción de algoritmos, formulación y resolución de problemas y construcciones geométricas en concordancia con el marco que cobra vida la actividad Matemática, en el desarrollo de la psiquis.
  De este análisis los autores concluyen que el desarrollo de un pensamiento crítico-reflexivo apoyado en la Matemática es un proceso basado en la comunicación y la motivación-significativa, mediante la realización de actividades que estimulan en el estudiante el poder matemático, activando la metacognición, para lograr con mayor eficacia la actividad cognitiva en la búsqueda, obtención y organización de conocimiento matemático, para hacerlo competente al identificar y entender el rol que desempeña la Matemática en la sociedad, emitir juicios fundamentados y utilizar dicho conocimiento para satisfacer necesidades propias y sociales.
  Así que de esta manera la concepción del desarrollo de un pensamiento crítico-reflexivo apoyado en la Matemática encuentra su sustento en la didáctica para transitar el camino de manera más fácil, quedando de tal manera dilucidado un segundo paso en la búsqueda de una visión teórica que sustenta bases de ¿qué pensar y como pensar?, dejando claro para concluir que innovar implica asumir el desafío de vencer obstáculos ideológicos, circunstanciales y epistemológicos que de la realidad expresada se contraen.

 CONCLUSIONES
  Un punto interesante es que todos los días se requiere el uso del pensamiento, posiblemente si darnos cuenta, pero la meta de la educación es que los estudiantes utilicen la información, y la aplique en su vida diaria.
Si para lograr esto es necesario cambiar un poco los programas establecidos, no se debe tener miedo al cambio e innovar en las universidades, de hecho debería de convertirse en un lugar donde al estudiante se le entregue herramientas suficientes para lograr el éxito en su vida futura.
  Por tanto es imprescindible que ella sea lugar de motivación continua, para que los estudiantes la vean como un lugar acogedor, donde exista diversidad, que ellos desarrollen las habilidades por las que fueron dotados, no truncarlas y hacer que den frutos abundantes.
  Innovar en Educación Superior venezolana desde la perspectiva descrita, implica según los autores, demostrar que es posible el desarrollo del pensamiento crítico-reflexivo mediante la Matemática en los estudiantes del primer semestre del Programa de Formación en Informática para la Gestión Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela sede Falcón, y se comprende la necesidad de que se dirija un accionar con carácter estratégico que involucra la didáctica, encaminado hacia el desarrollo del pensamiento crítico-reflexivo, bajo consideración de aspectos colindantes con la psicología cognitiva, que se refieren a los procesos mentales de resolución de problemas y ejercicios, en forma individual y en grupo.
  El reto que compete a todo educador, es desarrollar individuos autónomos, pensantes y productivos, se debe dar oportunidad a que los estudiantes participen en clase, se debe dar herramientas, pero ellos deben trabajarlas con su innovación, con su creatividad con el mundo que los arrastra llenos de tecnología y evolución constante, pensando de forma crítica-reflexiva.

 BIBLIOGRAFÍA
 Afanasiev, V (1996). “Lecciones de filosofía”. Bogotá. Colombia. Pág. 134.
 González, Maura y otros (2007): “Psicología para educadores”. Editorial Pueblo y Educación. La Habana.  
U.B.V (2005): “Programa De Matemáticas Discretas”. Universidad Bolivariana de Venezuela Sede Falcón.  
 Silvestre, 1999: “Como hacer más eficiente el aprendizaje“. Editorial CEIDE México.  
 Vega, M. de (1990). “Introducción a la psicología cognitiva”. Editorial Alianza. Madrid.  
 Villarini Jusino, Á. R. (1991). "Teoría y pedagogía del pensamiento crítico. Perspectiva. Psicológica”. [online]". [citado 10 Abril 2009].Vol.3-4, p.35-42.
 Wheeler, Jim (2001): “El poder del pensamiento innovador”. Editorial Panorama. México.  
 Zilberstein y Portela (2002) “Una concepción desarrolladora de la motivación y el aprendizaje de las ciencias”. Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC).