Revista IPLAC

Publicación Latinoamericana y Caribeña de Educación

La formación permanente de los directores de educación media general para el ejercicio de función pedagógica

LA FORMACIÓN PERMANENTE DE LOS DIRECTORES DE EDUCACIÓN MEDIA GENERAL PARA EL EJERCICIO DE FUNCIÓN PEDAGÓGICA

Autora:

Lcda. Damelys Navarro Azócar
Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Asesora de la Zona Educativa del Estado Monagas, Venezuela y aspirante del   Doctorado  Curricular Colaborativo en Ciencias Pedagógicas del Convenio Integral Cuba-Venezuela.

Dr. C. Alfredo Camacho Delgado
Universidad de Ciencias Pedagógicas “Félix Varela” Villa Clara, Cuba
Profesor Titular  y Profesor del Doctorado  Curricular Colaborativo en Ciencias Pedagógicas del Convenio Integral Cuba-Venezuela.
Dirección Electrónica: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Fecha: Octubre de 2011

RESUMEN
Venezuela transita por momentos de grandes transformaciones en en el ámbito social y educativo, que demandan de docentes que conozcan y enfrenten los problemas globales a los que la educación debe dar una respuesta educativa y asuman los retos que exige  una educación  liberadora y emancipadora. Es momento de superar las contradicciones para que emerjan nuevas formas de educar y emprender nuevos cambios. Sin embargo, en la práctica educativa de la autora le ha permitido corroborar que existe desconocimiento por parte de algunos directores en cuanto a la nueva concepción del proceso educativo implícita en el currículo (Diseño Curricular Venezolano, 2007), lo que trae como consecuencia  que no se materialicen en la práctica las transformaciones que se requieren.
En  el presente artículo se argumenta la necesidad de formar a los directores de la Educación Media General  en el Estado Monagas, República Bolivariana de Venezuela, para el logro de la consolidación de las transformaciones educacionales que  se requieren en el país, relacionando la formación con los procesos de cambio educativo y esclareciendo las responsabilidades que estos deben cumplir como parte de su función pedagógica.

Palabras claves: formación permanente, cambio educativo, función pedagógica, educación media general                                              

ABSTRACT
This article intends to substantiate the need to conduct teacher education action in Monagas, Venezuela, in order help middle school principals develop professionally, so that they are able to promote educational change at the grassroot level. The article elaborates on the nature of educational change in this country and on the roles and tasks that shape the job of school principals, most of all, their role as in-service teacher educators and facilitators of educational  change. The authors conclude with the results of a needs' analysis survey which proves that there is a gret gap in the preparation of these professionals that needs to be urgently bridged.    

Key words: continuing education, educational change, pedagogical function, middle education    

 

INTRODUCCIÓN
Para que la educación sea pertinente en un momento histórico concreto esta debe tomar en cuenta las conexiones necesarias entre esta y su contexto social, político - ideológico, cultural y económico. Tal ha sido el caso del Sistema Educativo Venezolano  desde 1999 hasta la fecha. Si se analiza la política educacional actual de este país se encontrará que existe  correspondencia entre esta y el proyecto de sociedad refrendada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; entre la educación y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social del país; entre la educación y la política científica y cultural.  

La existencia de un estado docente en Venezuela (Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, 1999 y Ley Orgánica de Educación, 2009) asegura la consecución en la práctica de la necesaria contribución de la educación a la proyectos de desarrollo social, económico, científico y culturales, mediante la facilitación de los medios para que cada individuo pueda acceder a una  educación pertinente que lo prepare para la vida y para ser protagonistas en la construcción de la nueva sociedad.

El nuevo Sistema Educativo Bolivariano ha implicado grandes transformaciones en las escuelas en los últimos años, que requieren de docentes y directivos que transformen sus modos de actuación pedagógica, dejando de ser expositores de conocimientos para convertirse en formadores. En el caso particular de los directores de los planteles educativos es un imperativo que den prioridad al ejercicio de la función pedagógica como medio para lograr la formación permanente de sus docentes, para que las transformaciones se materialicen en el proceso enseñanza aprendizaje, en función de alcanzar el objetivo de formar integralmente a los republicanos para la edificar  la nueva República.
En  el presente artículo se argumenta la necesidad de formar a los directores de la Educación Media General  en el Estado Monagas, República Bolivariana de Venezuela, para el logro de la consolidación de las transformaciones educacionales que  se requieren en el país, relacionando la formación con los procesos de cambio educativo y esclareciendo las responsabilidades que estos deben cumplir como parte de su función pedagógica.

DESARROLLO
¿Qué transformaciones se han producido en la Educación Media General en Venezuela?
En la Educación Media General venezolana se constata una concepción curricular integradora en cuanto a sus objetivos, sus contenidos y su apertura a la comunidad. Con respecto a los objetivos se aprecia que se aspira a una formación tanto intelectual como axiológica; se atiende tanto a la formación científica como a la laboral y humanística de los alumnos, que les asegure un perfil de formación general básica que les permita la incorporación a la actividad productiva del país y/o el acceso a estudios universitarios. Desde el punto de vista de los contenidos, la actual concepción curricular rebasa la tradicional fragmentación que ha caracterizado al nivel medio general en el país y a nivel internacional. En este sentido se concibe la integración de contenidos mediante la determinación de ejes integradores y áreas de aprendizaje; y en el desarrollo del proceso enseñanza aprendizaje mediante una didáctica de transversalidad e interdisciplinariedad, que asume la metodología de proyectos de aprendizaje como la vía de integración de saberes por excelencia, los cuales se conciben alrededor de problemas reales diagnosticados en el entorno comunitario de la escuela, de tal forma que los estudiantes se formen a la vez que aporten soluciones a esos problemas.

Los ejes integradores son elementos de organización e integración de los saberes y de orientación de las experiencias de aprendizaje, que permean todo el proceso de enseñanza aprendizaje, para fomentar valores y actitudes. Los ejes integradores presentes en el Currículo Básico Nacional son: Ambiente y Salud Integral, Interculturalidad, las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y Trabajo Liberador.|
¿Cómo se concibe el uso de las TIC en este nivel de enseñanza? ¿Qué se ha hecho para lograr su materialización?
En relación al eje integrador Tecnologías de la Información y Comunicación se aspira la incorporación de las TIC en el proceso educativo, como herramientas de trabajo y recursos para el aprendizaje que contribuya al desarrollo de sus potencialidades para su uso con fines formativos y en función del bienestar de la comunidad próxima a la escuela, mediante la conformación de grupos de estudio y trabajo para crear situaciones novedosas, en favor del bienestar del entorno sociocultural.

Para alcanzar el objetivo de la incorporación de la TIC en el nivel medio  general, el Ministerio del Poder Popular para la Educación con el apoyo de otros organismos nacionales, ha creado la infraestructura mínima de laboratorios de informática en las instituciones escolares y está en vías de concreción la conformación de Redes Sociales de Comunicación Comunitaria “… para establecer de forma dinámica desde el plantel el  intercambio de experiencias y saberes entre la escuela y su entorno social generando así el compromiso de la sociedad con las actividades educativas del plantel.” (Dirección General de Tecnología de Información para el Desarrollo Educativo, Material impreso, septiembre, 2007).
Sin embargo, a pesar de las acciones de formación que se han realizado con docentes y directivos en función del dominio y uso de las TIC, en las escuelas se aprecia que no se alcanza la necesaria coherencia  entre todos los docentes en el abordaje de este eje integrador, desde el proceso de enseñanza aprendizaje, tanto en la clase como en las actividades extracurriculares y extradocentes, motivado por diversas causas; a saber, la falta de preparación de algunos docentes y directivos, en otros casos porque la dirección escolar no garantiza las relaciones horizontales entre todos los docentes de cada año, e incluso en ocasiones ambas causas se dan al unísono.
Desde el año escolar 2006-2007 se iniciaron a nivel nacional y  en el Estado Monagas en particular, un conjunto de jornadas dirigidas a la formación permanente de docentes y directivos en el uso educativo de las TIC. La primera etapa de este conjunto de jornadas se centró en la formación de los docentes y directivos en el dominio del sistema operativo de Linux (alfabetización tecnológica); la segunda fase abordó el manejo de sistemas de aplicación de Linux (sistema GNU/LINUX); la tercera fase trató sobre la navegación en red y la elaboración de páginas Web; y la cuarta fase tuvo como contenidos el uso y la elaboración de software educativo,  todo ello mediante una combinación de actividades teóricas y prácticas, sobre la base de un diagnóstico inicial del estado de la preparación de los docentes y los directivos. Las jornadas tuvieron una duración de 50 horas presenciales con carácter intensivo, y la asignación de tareas extraclase. A ellas se  incorporaron aproximadamente 2500 docentes y directivos de todos los niveles de la educación general y en menor medida los procedentes del nivel medio general.
No obstante, en los casos de centros educativos que cuentan con docentes y directores que han asistido a las jornadas de formación no se aprecia un  trabajo consolidado en el uso de las TIC en el proceso de  enseñanza aprendizaje. En este sentido ha incidido la falta de acompañamiento pedagógico, de seguimiento y control por parte de los directores dado que su formación resulta aún insuficiente, así como el grado de conciencia que han alcanzado sobre esta necesidad social.

¿Por qué se debe priorizar la formación permanente del director de escuela cuando se emprenden procesos de cambio educativo?

La escuela es el eje clave de la trilogía Estado-Sociedad-Territorio, para la transformación del ciudadano para la nueva República donde el ser, el saber, el hacer y el convivir se conjugan para la réplica del modelo de desarrollo concebido en la Constitución. La escuela como espacio de concreción de las acciones y como principal forma organizada del poder del Estado debe contribuir a consolidar el modelo de desarrollo endógeno y soberano a través del crecimiento de la producción social, la corrección de los desequilibrios y la sustentabilidad ambiental para alcanzar una calidad de vida digna.

En el cumplimiento de  esa importante misión de la escuela el director en el  Sistema Educativo Venezolano debe estar preparado para el ejercicio de su función pedagógica para promover la participación de la comunidad educativa y lograr los cambios institucionales y culturales necesarios. En el Manual del supervisor y el director (López Ordoñez, 2009) se precisa que el director de escuela es la autoridad máxima de la institución y es el responsable del cumplimiento, aplicación y ejecución de las políticas educativas.

Nuestra sociedad demanda directores de educación media general que ejerzan la función pedagógica, con una concepción clara del proceso de enseñanza aprendizaje, orientado por un modo de vida que centra su fuerza y empuje hacia el equilibrio social, es por ello, que la Educación Bolivariana en cada uno de sus niveles y modalidades debe lograr la transformación de los directores.

El director debe retomar su papel de líder comunitario con alto compromiso social; debe ser democrático, corresponsable, creativo, innovador, flexible, comunicativo, tolerante, humanista, dinámico, mediador, orientador y socializador, y debe mostrar sentido de pertenencia. Él/Ella debe promover una gestión de educativa con la participación de todos los actores del proceso. Sobre el papel del líder en la dirección educacional ha dicho el Dr. Luís Beltrán Prieto Figueroa: “… Solamente dirige quien, sintiéndose parte de un grupo, influye en él y se deja influir por el grupo; solamente dirige quien es capaz de interpretar los anhelos, aspiraciones y deseos de la comunidad dentro de la cual se encuentra incluido. Quien, colocándose por encima del grupo, pretende dictar desde arriba las normas de la dirección, ignorando al grupo mismo, podrá llamarse un dictador, incluso, podría denominarse hasta jefe, pero no será nunca un líder.” (2006: 97) Y agrega que urge  “… rescatar el verdadero sentido de la autoridad y del liderazgo de la fe y la confianza en los demás, para la realización de un trabajo conjunto orientado por la negociación, la mediación, la comunicación y el consenso…”
(Op. Cit, Pág. 5).

De todo lo anterior se deduce la importancia de la formación del director en la conducción del cambio educativo, que es el proceso de transformación gradual e intencionada de concepciones, actitudes y prácticas de la comunidad educativa escolar, dirigido a promover una educación emancipadora, adaptándola al contexto de cada escuela.

Sobre el cambio educativo Miranda Martín, Enrique (2002:6) afirma que ”… en los ochenta surgió un nuevo modelo basado en las iniciativas de cambio generadas desde el centro educativo, ésta orientación postulaba que el cambio y la mejora en educación deben ser consecuencia del conocimiento generado por los propios profesores  a través de su práctica, a los que se otorga el papel fundamental de los procesos de cambio ya que se les considera investigadores en la acción, asimismo, en los centros educativos conciben los procesos de cambio, como procesos que se prolongan en el tiempo y que deben ser comprendidos, planificados, gestionados y evaluados de forma colectiva por los que participan en ellos.
“Se reconoce una dimensión institucional de los procesos de cambio lo que obliga a que se desarrollen de forma organizada, tengan un carácter sistémico  e institucionalizado y sean fruto de la comprensión y de las decisiones de toda la comunidad escolar. El cambio educativo sólo llega a ser significativo si activa los procesos de acción-reflexión-acción en los sujetos que lo llevan a cabo de forma participativa, cooperativa, negociada y deliberativa”.

Cabría entonces afirmar que  los cambios que se producen en educación requieren la transformación de los modos de actuación  de los directivos para que sean capaces de asimilarlos y  promoverlos, logrando una mejora constante y sistemática de la calidad de su gestión pedagógica para ser eficaces.  Por otra parte Juan Carlos Tedesco, de la Oficina Internacional de Educación de la UNESCO (1998) destaca, a partir de estudios realizados en diferentes países, que cuando las transformaciones comienzan por el cambio curricular tienen un impacto muy débil sobre las prácticas pedagógicas que ocurren en las aulas y plantea la necesidad de atender los procesos de gestión educacional y los cambios en los estilos de dirección predominantes en las instituciones.

¿En qué consiste la función pedagógica del director?

La función pedagógica alude al conjunto de operaciones y actos de naturaleza pedagógica (formativas y técnico- metodológicas) que corresponde realizar a los dirigentes educacionales, de acuerdo a sus facultades y atribuciones, en correspondencia con las necesidades y condiciones de su institución para alcanzar los objetivos del proyecto educativo (Cf. López Ordóñez R., 2009).

El Manual del supervisor y el director (2009:10) establece las siguientes operaciones de naturaleza formativa y técnico-metodológica que debe realizar el director de escuela en Venezuela:
•    Realizar diagnóstico de la institución, que incluye el estado del proceso enseñanza- aprendizaje;
•    Socializar con el consejo técnico, los padres y  representantes e integrantes de la comunidad la elaboración del reglamento interno de la institución, la estructura organizativa de la escuela y las distintas funciones inherentes a cada cargo;
•    Dirigir, orientar y supervisar al personal de la institución;
•     Realizar el acompañamiento, la orientación, el seguimiento, el control y la evaluación del personal que labora en la institución;
•    Controlar el ejercicio de la función pedagógica y académica del docente frente a los alumnos para asegurar el fortalecimiento de nuestros valores, creencias y estilo de vida;
•    Coordinar y dirigir los actos para la integración de la escuela-comunidad;
•    Fomentar entre el personal de su institución la actualización y formación en las políticas educativas emanadas del Ministerio del Poder Popular para la Educación;
•    Planificar jornadas de motivación e información con el personal docente con el fin de socializar  y analizar documentos fundamentales de educación, según sea el subsistema y el área; y
•    Supervisar la planificación, desarrollo y evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje, así como el trabajo que desempeña el subdirector.

La función pedagógica forma parte de la gestión del proceso educativo de la escuela, que consiste en  influir sobre las personas para el logro de metas grupales y de la institución escolar. En gran medida la función pedagógica asignada al director de escuela lo ubica en el rol de formador de formadores.

Según Bringas Linares (1999) la dirección es un proceso mediante el cual se ejerce un sistema de influencias sobre las personas para lograr determinados propósitos y objetivos. En el ámbito de la educación, constituye una tarea que consiste en hacer frente a los cambios; además de ser la entidad a través de la cual penetran todas las modificaciones de nuestra sociedad que le permite interactuar con el medio social.  Es por ello que resulta vital la preparación del director para facilitar el cambio educativo.

¿Qué necesidades de formación se han diagnosticado en los directores de la Educación Media General en el Estado Monagas?   
.
Para corroborar las insuficiencias diagnosticadas se aplicó una encuesta a una muestra de 10 directores, de una población de 47 directores de educación media general del sector 8-D, Municipio Maturín Rural del Estado Monagas. Se entrevistaron además a 10 docentes de este sector. Se tuvo en cuenta además los informes de visitas de acompañamiento realizados por la autora como funcionaria de la Zona Educativa del Estado Monagas durante el curso escolar 2010-2011.  

De esta manera se pudieron corroborar las insuficiencias que presentan algunos directores de educación media general en el ejercicio de a función pedagógica en las instituciones donde se desempeñan, evidenciándose una contradicción entre el cambio que se requiere en el Estado Monagas y el nivel de formación que poseen lo que se expresa en:
•    El incumplimiento de la función pedagógica de algunos directores;
•    La falta de acompañamiento pedagógico a sus docentes;
•    En algunos casos la incomprensión de la concepción del nuevo currículo venezolano; y
•    De manera general en la insuficiente preparación de los directores para enfrentar los cambios que simultáneamente se introducen en la escuela y que representan nuevos desafíos.

Concretamente se constataron carencias en los directores para:
•    Controlar  la marcha del proceso docente educativo con suficiente dominio didáctico, sobre la base de la nueva concepción curricular;  
•    Conocer las potencialidades y debilidades de sus docentes;
•    Desarrollar el acompañamiento pedagógico a sus docentes mediante diversas vías;
•    Actuar con compromiso con las políticas educativas;

De esta manera se constató la necesidad  de aplicar una estrategia de formación permanente a los directores de educación media general del sector antes mencionado.

CONCLUSIONES
Para que la escuela cambie el director debe ser capaz de gestionar los cambios con su comunidad educativa mediante el cumplimiento de su función pedagógica. En este sentido en la Educación Media General  en el Estado Monagas, República Bolivariana de Venezuela, queda un largo camino que recorrer para lograr que los directores de las instituciones educativas de este nivel estén suficientemente preparados,  por lo que es urgente que se desarrollen estrategias de formación con ellos para  que las transformaciones que están refrendadas en los principales documentos normativos de la política educacional actual  alcancen su materialización en la práctica educativa en la base.                                 
 

 

BIBLIOGRAFÍA
1.    Asamblea Nacional. Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, 1999.
2.    Begoña Gros,  “De cómo la tecnología no logra integrarse en la escuela a menos que … cambie la escuela”. En Experiéncies d'ús de les TIC a  l'ensenyament. Jornada Espiral, 2004.
3.    Beltrán Prieto Luís, El Maestro Como Líder. Ediciones S.A. Arauco. 5ta Edición, 2006.
4.    Bringas Linares José A,  Propuesta de Modelo de Planificación Estratégica Universitaria. Tesis presentada en opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas. Ciudad de La Habana-Cuba, 1999.  
5.    Dirección General de Tecnología de Información para el Desarrollo Educativo. Material impreso, septiembre, 2007.
6.    López Ordóñez , Manual del Supervisor. Ediciones Océano, Volumen 5, 2009.
7.    Ministerio del Poder Popular para la Educación,  Diseño Curricular del Sistema Educativo  Bolivariano. Edición CENAMEC, 2007.
8.    Ministerio del Poder Popular para la Educación. Ley Orgánica de Educación, 2009.
9.    Miranda Enrique,  “La Supervisión Escolar y El Cambio Educativo.” Revista de Currículo y Formación de Profesorado, Vol. 6, Nro 1-2. Universidad de Granada. España, 2002.
10.    Organización para la Cooperación y Desarrollo económicos (OCDE), Los Desafíos de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en la Educación. París, 2001.  
11.    Pérez Rodríguez et. al., “Una política acertada y la formación permanente del profesorado, claves en el impulso de los centros TIC de Andalucía” (España). En Revista Electrónica de Tecnología Educativa, No. 29/Junio, 2009.
12.    Peñalver Luis, “Hacia una Historia de la Formación Permanente en Venezuela.” Revista Universitaria de  Investigación y Diálogo Académico. Vol. 3, 2007.
13.    Peñalver Luís,  “La Formación Docente en América Latina. Retos y Posibilidades.” Conferencia, 2008, si otra referencia.
14.    Tedesco J. C.,  Declaración  Mundial sobre La Educación,1998. En htt/p://www. UNESCO. Org/ educación/