Revista IPLAC

Publicación Latinoamericana y Caribeña de Educación

Artículos

La actividad de dramatización un espacio para el desarrollo de las habilidades sociales de los escolares con talento académico de la Educación Primaria

LA ACTIVIDAD DE DRAMATIZACIÓN UN ESPACIO PARA EL DESARROLLO DE LAS HABILIDADES SOCIALES DE LOS ESCOLARES CON TALENTO ACADÉMICO DE LA EDUCACIÓN PRIMARIA

AUTORES:
MsC. Nilda Vera Salazar. Universidad de Ciencias Pedagógica “Enrique José Varona.”CUBA. Desempeña el cargo de Profesora auxiliar en la Facultad de Educación Infantil. Cuba.

Correo:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Dra. Caridad Vera Salazar. Universidad de Ciencias Pedagógica “Enrique José Varona.” CUBA.   Educación Infantil. Cuba.

Correo:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

RESUMEN
Las investigaciones han mostrado que cuando son mayores las diferencias entre los escolares con talento académico y sus compañeros, la integración social con sus pares de grupo es más difícil. Esto último es un indicador de que estos escolares poseen un inadecuado desarrollo de sus habilidades sociales, tales como: escuchar a sus compañeros de grupo, compartir el establecimiento de normas en su grupo, comportarse de forma adecuada para  evitar conflictos respetando sus compañeros, reconocimiento de las posibilidades de sus compañeros y comprensión de las formas de actuación de los mismos.
Es necesario que el maestro pueda utilizar diferentes vías que propicien una atención adecuada a las necesidades educativas especiales de estos escolares.
Se sugiere la actividad de dramatización como una alternativa para el desarrollo de las habilidades sociales de los escolares con talento académico y se aplicó una experiencia en la que se emplearon técnicas como: el sociodrama, las estatuas, el juego de roles, la pantomima, juegos dramáticos, la dramatización imaginaria, dibujos escenificados y el juicio de los papeles dramáticos, las que permitieron, que dichos escolares en unión con sus coetáneos de grupo, se sintieran  parte del mismo, logrando que aprendieran, a tener en cuenta los criterios y opiniones de los otros, a sentir la necesidad de ser ayudados y compartir sus conocimientos, todo lo anterior mostró la efectividad de las actividades propuestas.  
Palabras Claves: Habilidades sociales. Escolares con talento académico.
Actividad de dramatización. Técnicas de dramatización. Disincronía.

ABSTRACT
According to research Works, students with an talent academic have difficulties to integrate themselves in gruop of students. This shows thas these kind of students have not their social abilities very well developed, we refer to listen to de the rest of the estudens, share the establishment of ruler in grupop, behave resperctfully to avoid conflcts, recognize their partner¨s possibilities and understand their behavior.
Aprofessor should use different ways to give an adecuate attention to these studens¨particular needs from the educational point of view.
Dramatization is suggested as choice to developep a social integragration of these students in  a group through some techniques, used in a previous study, these are: role games, pantomimes, to dramatize a drawing or an imaginary situation, to act like statues, roles judgments, etc. These techniques allowes these students to be part of the group, to make them feel the need to be helped, to pay attention to the rest of de estudents¨opinions and also to share their knowledge with their school partners during these activities.

INTRODUCCIÓN
Un desarrollo social y  emocional sano permite a los escolares con talento académico comprometerse con las tareas, aprender de forma independiente y a interactuar de forma satisfactoria con escolares en las diferentes actividades.
Las investigaciones en relación con las  habilidades sociales de los escolares talentosos son controvertidas. En algunos trabajos realizados con niños muy capacitados, Yague (1994) ha encontrado que existe una relación positiva en una alta inteligencia y buenas habilidades sociales, según estos resultados los alumnos talentosos son sociables y populares y, en  ocasiones pueden ser los líderes en las clases, sin embargo, otros investigadores como Monks y Van Baxtel (1988) sugieren que los niños que sobresalen suelen ser menos aceptados.
En general, la experiencia ha mostrado que cuando mayores son las diferencias entre los talentosos y sus compañeros, la integración social en el grupo resulta más difícil.
El investigador Terrassier (1998) introduce el término disincronía para hacer referencia al fenómeno por el cual un rápido desarrollo intelectual produce una ruptura en las esferas afectiva-social, y como consecuencia de ello, un niño puede tener problemas en sus relaciones con otros niños, con los adultos o consigo mismo. Los escolares de su edad lo rechazan por su mayor aptitud intelectual. Estas situaciones pudieran originar actitudes tanto  retraídas como agresivas, pueden tener pocos amigos o ningunos y no son capaces de comunicarse con otras de formas satisfactorias por sentirse inseguros y en otros casos por ser arrogantes y pocos tolerantes con los que son más lentos que ellos y no consiguen sus logros.
Es necesario que los escolares con talento como el resto de los niños tengan la aprobación de sus compañeros y necesitan, a la vez, aprender a aceptar y valorar a los demás, todo esto es indicador de que estos escolares no disponen de un adecuado desarrollo de habilidades sociales para entablar una relación social satisfactoria.
Se considera que el maestro debe tener a su disposición diferentes vías que le permita estimular el desarrollo de las habilidades de estos escolares en unión con sus coetáneos, el desarrollo de este tipo de escolar debe ser integral, se debe lograr un equilibrio entre su desarrollo cognitivo y afectivo.
Se sugiere  a los maestros la utilización de la dramatización en el proceso de educación como una alternativa para desarrollar sus habilidades sociales.
La actividad de dramatización es un espacio de análisis, donde los escolares con talento académico son capaces de escenificar situaciones mediante el uso de técnicas que le permitan valorar el desarrollo de sus habilidades sociales y planificar a su vez representaciones en las que se evidencien una mejora de las mismas dando como resultado una socialización adecuada.
La actividad de dramatización para el desarrollo de habilidades sociales de los escolares con talento académico les ofrece la posibilidad de trabajar, individualmente a su ritmo, pues las escenificaciones de sus compañeros les permiten internalizar sus principales dificultades, logrando que de manera paulatina se incorporen a las actividades con la ayuda de sus compañeros de grupo.

DESARROLLO
Los escolares con talento académico son muy sensibles a la crítica y necesitan obtener éxitos y reconocimiento social porque pueden llegar a sentirse diferentes o aislados. Esta necesidad educativa especial requiere un tipo de aprendizaje que implique la atención al desarrollo armónico e integral de su personalidad, cuando su desarrollo no es de esta manera, entonces suelen manifestarse  las siguientes características: Poseen capacidad de liderazgo y respuesta enérgica, tienen la tendencia de intentar dominar a los demás, más que comprenderlos, produciéndose así reacciones intensas provocadas por el rechazo. La mayor parte de los problemas de estos escolares son ocasionados por una mala adaptación entre lo social y lo escolar; por ello el talento académico necesita un gran esfuerzo para resolver, además de los problemas propios de la edad, los derivados de su notable desarrollo intelectual.
Algunos optan por rodearse de adultos o niños mayores que ellos, otros se aíslan y prefieren dedicarse a las actividades intelectuales ante que jugar con sus amigos, por lo que sus compañeros lo pueden rechazar.
En la literatura consultada se reportan distintos técnicas de dramatización entre las cuales se pueden mencionar las que utiliza el psicodrama  para dar tratamiento terapéutico a los pacientes como recursos para mejorar las alteraciones que presentan  como; el soliloquio, el doble, el espejo, sin palabras, cambio de roles entre otras.
Se considera que las técnicas de dramatización, abordada por Bermúdez y otros (2004) en su libro Dinámica de grupo en Educación (el sociodrama, el juego de roles, las pantomimas, los juegos dramático, y las estatuas) tienen grandes posibilidades de aplicación en el contexto escolar y mayormente para darle una atención especial al desarrollo de  habilidades sociales de los escolares con talento académico.
De manera que resulta de vital importancia ofrecer una atención educativa a dichos escolares, mediante diferentes alternativas que el maestro debe emplear para tratar de mejorar las habilidades sociales de los escolares con talento académico. La actividad de dramatización es la que se sugiere para este propósito mediante el empleo de las siguientes técnicas: la dramatización, el sociodrama, el juego profesional,la pantomima, la estatua, Juegos dramáticos, dibujos escenificados, el juicio de los papeles dramáticos.
La dramatización es una técnica que crea informalidad, es flexible, permisiva y facilita la experimentación, estableciendo una experiencia común que sirve para la discusión.
Desde el punto de vista psicológico, alienta la participación de los miembros del grupo liberándolos de las inhibiciones, ayudándolos a expresar y proyectar sentimientos, actitudes y creencias.
La dramatización asegura el máximo de compenetración psicológica con un problema y así aumenta la participación del grupo, sirve para ensayar la solución o sugestión de postulados como un caso hipotético que puede semejarse mucho a una situación de la vida real, llevando a un grupo a través de  una serie de etapas de manera progresiva a  resolver un problema complejo de las relaciones humanas. La atmósfera grupal se convierte en una atmósfera de experimentación y  de creación potencial.
Esta técnica resulta muy útil cuando existe problema de comunicación, pues al despersonalizar los problemas y hacer abstracción de las personas que tienen dificultades se evita que se sientan afectadas en la vida real.
La dramatización alivia las tensiones y contribuye a descargar psicológicamente a los integrantes del grupo, al mismo tiempo enseña a comprender y desarrollar actitudes positivas.
Mediante la dramatización los alumnos pueden escenificar las habilidades que requieren de una estimulación, utilizando el lenguaje verbal, corporal, gestual y facial, de esta manera los participantes representan hechos, situaciones de la vida, actitudes, conductas propias o de otras personas permitiendo la visión de los problemas desde otro punto de vista.
En la medida que el escolar se inserta de manera activa en las vivencias de momentos importantes, a partir de los cuales puede reorganizar sus ideas y  realizar actividades donde pueda practicar habilidades para aprender a escuchar a sus compañeros, comprenderlos, respetar su ritmo de aprendizaje, tomar en cuenta sus criterios, respetar las decisiones y normas del grupo, se sentirá más aceptado por sus coetáneos. Todo esto proporcionará a los escolares con talento académico  un desarrollo integral de su personalidad.
Al utilizar la dramatización  ellos pueden vivenciar sus problemas desde la piel de los otros, sintiéndose liberados y esto le facilitará su participación en la discusión, aportando distintas soluciones alternativas de los problemas y proporciona a los escolares oportunidades de desarrollo, su comprensión al colocarse en el lugar del otro.
Aunque la dramatización se utiliza mayormente  en el campo de las artes, es también una vía para estimular las destrezas, actitudes y las habilidades de los escolares en la práctica educativa.
La dramatización en la escuela primaria, además de ser una actividad recreativa en la que los niños participan gustosamente, constituye una actividad formadora mediante la cual se enriquece la experiencia infantil, la que se traduce en el desarrollo de su imaginación, se amplía el campo de sus vivencias, se les ayuda a ampliar los conocimientos de la lengua y penetran en la psicología humana.
Las técnicas que se sugieren emplear en la actividad de la dramatización son las siguientes.
El sociodrama: es una representación de algún hecho o situación de la vida real que después será analizado por el grupo, se utilizan gestos, acciones y palabras.
Es una escenificación dramática que se emplea para que los niños tomen conciencia de los problemas que se reflejan a nivel del grupo pero, que constituyen un resultado de las situaciones que presentan cada uno de los integrantes, en este caso particular, el sociodrama es una vía que se puede emplear en el desarrollo de habilidades sociales de los escolares con talento académico en función de sus necesidades educativas especiales.
El juego profesional: consiste en crear una situación de elección y toma de decisiones en relación con sus intereses, en el cual se reproducen condiciones cercanas a las reales. El juego contiene acontecimientos o fenómenos concretos que tienen que ser modelados, permitiéndose trasladar el tiempo del juego en cualquier período. Por lo general, el juego profesional es una representación anticipada de los intereses, vocación y compromiso hacia el área curricular donde los escolares con talento académico obtienen mayores resultados.
La característica fundamental del juego profesional es la simulación en el juego de un proceso real mediante un modelo; la distribución de papeles entre los participantes del juego y su interacción mutua. Mediante estos  juegos los niños desarrollan sus potencialidades talentosas hacia los intereses por los que manifiestan determinada vocación.
La pantomima: es una  actuación sin  palabras,  el mensaje  se trasmite con el movimiento del cuerpo y los gestos de la cara, se debe utilizar cuando los escolares son tímidos y también se puede incorporar como procedimiento en las técnicas de dramatización antes mencionadas.
La estatua: es una técnica que permite expresar las ideas colectivas que tiene un grupo sobre un tema sugerido, utilizando figuras creadas por los miembros del mismo  sin movimiento ni palabra, pero en el se trasmite un mensaje a valorar por los demás.        
Juegos dramáticos: conforman la propia vida de los niños, estos al jugar con sus muñecos o amiguitos crean en su fantasía e imaginación un entorno que alcanza ribetes dramáticos, así el niño mediante los propios juegos, los cantos, la imitación a animales o personas va aproximándose  a la representación.
Las autoras sugieren agregar otras técnicas para que el maestro tenga una mayor opción de aplicación.
La dramatización imaginaria: el maestro puede presentar a los escolares distintas fotografías, láminas, dibujos en los que se muestran escenas sociales, emociones, y sentimientos, que el maestro retroalimenta utilizando una quía conjunta para interrogarlos e invita a los alumnos a dramatizar y a reflexionar acerca de las situaciones presentadas.     
Dibujos escenificados: el maestro invita a los escolares a plantear problemas del grupo  y puede sugerir otros que el sepa que algunos miembros del grupo lo poseen, entonces forma distintos equipos, encabezados por escolares que tienen habilidades para dibujar, los demás deben dar sugerencias sobre  el contenido del dibujo, luego los escolares representan los papeles que están en el dibujo.
El juicio de los papeles dramáticos: después de proponer las problemáticas esenciales, se selecciona el de más urgencia, luego se organiza una escenificación con determinados escolares, que serán valorados por un tribunal que estará formado por los escolares del grupo, los cuales serán los encargados  de  dar  las  soluciones   a los problemas presentados.
Es indudable que las peculiaridades que tienen estas técnicas aportadas por  Bermúdez (2004) y  las que se sugieren  existen las posibilidades de que al aplicarlas en la práctica educativa desarrollen las habilidades sociales de los escolares con  talento que tengan  estás dificultades.
Para ofertar una atención educativa a las peculiaridades de estos escolares con talento académico, se tuvo en cuenta los resultados acerca de la caracterización de las habilidades sociales de los mismos.
El diagnóstico aplicado con el propósito de constatar el estado del desarrollo de las habilidades sociales de los escolares con talento académico de la escuela primaria “Pedro Domingo Murillo” arrojó un inadecuado desarrollo de habilidades sociales, tales como: escuchar a sus compañeros de grupo, comprensión de su forma de actuación, comportarse de forma adecuada para evitar conflictos, reconocimiento de sus posibilidades y compartir el establecimiento de normas en su grupo.
Se apreciaron las siguientes manifestaciones en la  interacción con sus compañeros en el proceso de educación, no eran capaces de aceptar un criterio equivocado o una respuesta incompleta, ellos trataban casi siempre de imponer sus criterios y no de convencer con razones,  no tenían en cuenta las posibilidades de sus compañeros en la expresión de sus conocimientos, este comportamiento por parte de los escolares con talento académico muestra que carecen de una regulación adecuada de la habilidad de escuchar a sus compañeros, su forma impaciente no les permitía prestar atención a los demás y por tanto poder dar criterios que puedieran ayudarlos.
Se analizaron reglas  y se discutió mucho tratando de llegar a un acuerdo para organizar las actividades, fundamentalmente las de trabajo en equipos, lo ocurrido evidenció que los escolares con talento académico no fueron capaces de ser flexible al no tomar en cuenta los criterios de sus compañeros y en ninguno de los conflictos aportaron vías para solucionarlos.
Otra de las habilidades sociales que se observó en estos escolares fue el poco reconocimiento de las reglas establecidas por el grupo, ya que al no tenerlas en cuenta no contribuían al adecuado funcionamiento del grupo.    

La actividad de dramatización abre un espacio oportuno para que en el grupo se representen los problemas que poseen los escolares con talento académico en el desarrollo de sus habilidades sociales que están causando dificultades en el proceso de integración con sus compañeros, esta experiencia les dará la posibilidad de verse reflejados, sin que tengan necesariamente en las primeras sesiones que implicarse, se les pedirá que emitan sus opiniones y que reflexionen tratando de conocer sus limitaciones, de manera que se vayan involucrando en las actividades, lo que al mismo tiempo servirá de termómetro para los demás mediadores, en el conocimiento de cuanto han experimentado sus compañeros la necesidad de cambiar.
Se sugiere organizar un mínimo considerado de sesiones de trabajo con los escolares en horario de trabajo independiente como apoyo a la clase de presentación  donde se motivarán a los mismos utilizando las técnicas sugeridas y tratando varias temáticas que deben estar relacionadas con las habilidades sociales que presentan dificultades en el desarrollo de los escolares talentosos.
Las primeras sesiones se dedican a la presentación , donde se realiza una motivación previa basándose en los conocimientos que los escolares poseen acerca de la dramatización, el maestro hará sugerencia de algunas temáticas relacionada con la vida en la escuela creando un espacio donde los escolares puedan traer los cuentos, historias y proponer todo lo que han aprendido de las obras en Lengua Española, y los relatos históricos, la familia, procurando que realicen escenificaciones de forma espontánea, lo que servirá como actividades demostrativas.
Las sesiones siguientes se dedican a dar una explicación vinculada a ejemplos del contenido de las habilidades sociales, y de la importancia de las mismas para todas las personas pidiendo sus criterios, de manera que se garantice que los escolares reciban conocimientos generales del propósito de las actividades de dramatización. Posteriormente a su preparación, estarán en condiciones de elaborar las escenificaciones haciendo uso de las diferentes técnicas sugeridas de dramatización.
El maestro deberá retroalimentar los criterios valorativos una vez terminada la sesión de dramatización, lo que le dará la posibilidad de poder conocer, las posturas asumidas, y poder organizar las próximas actividades y especialmente para tratar que los escolares con talento académico se involucren en las dramatizaciones.
En las sesiones de cierre los niños con talento podrán fungir como organizadores fundamentales de cada subgrupo de trabajo, de forma tal que puedan divulgar sus dramatizaciones en cualquiera actividad que el maestro considere, puede ser en una escuela de padres, en un matutino, en una asamblea de grupo, o como un ejemplo para las clases.
Los contenidos que el maestro puede utilizar para la elaboración de las dramatizaciones pueden estar relacionado con la vida cotidiana de los escolares, fábulas, leyendas, narraciones,  cuentos e historietas de escolares de esas edades que confrontan estas  problemáticas en su contexto.
Los contenidos relacionados con la experiencia de los escolares, pueden ser sugeridos por ellos mismos, la cuestión básica es que tengan un conocimiento de las habilidades sociales y su importancia para el desarrollo de su personalidad. El maestro debe llevar una variedad de temas que tengan un significado para el grupo.
Se sugiere  temas como: Los hábitos de cortesía entre los escolares. La importancia de saber pedir ayuda y brindar ayuda. La disciplina del grupo en las actividades organizadas en equipos. El valor de una buena amistad La necesidad de aprender a escuchar a los compañeros del aula. El placer de ser aceptado por el grupo.    
Se recomienda que los maestros puedan trabajar como contenido de la actividad  de dramatización los cuentos, leyendas, fábulas y fragmentos entre otros del libro de lectura de los escolares de quinto grado para contribuir al desarrollo de las habilidades sociales en torno los escolares incluyendo a  los escolares con talento académico.
Las lecturas que más posibilidades ofrecen para que los escolares puedan elaborar las dramatizaciones en las actividades para el desarrollo de las habilidades sociales  son las siguientes: el castigo de la Ceiba, la hiedra hipócrita, el respeto a los vecinos, el respeto a los vecinos, el lobo de los boques de las estepas, La abeja haragana, la aceituna. Androgle y el león. Abuelita Milagros. Anécdotas sobre Máximo Gómez.
Puede también utilizar las Historietas como contenidos para elaborar las dramatizaciones; estos argumentos pueden ser utilizados por el maestro en las sesiones donde la tendencia de los escolares con talento se comporte  de manera positiva y pueda formar parte de las mismas contribuyendo a resolver los conflictos de cada una de las historietas planteadas.
El maestro puede emplear otras historietas y situaciones de su práctica profesional.
Para llevar a la práctica la actividad de dramatización se tuvieron en cuenta los siguientes aspectos:  
Se preparó el aula para que los escolares se sintieran con la disposición, en un lugar donde todos pudieran observar sus actuaciones y valorarlas dándole un sentido personal al problema representado.
Luego se organizaron pequeños equipos para crear sus dramatizaciones en dependencia del conflicto a representar, donde todos los objetos, como una mesa, una tiza, la pañoleta, la mochila, o cualquier otro objeto se podían convertir en aquellos que los escolares nombraban producto de su imaginación.
Durante las sesiones iniciales los escolares conocieron el contenido de las habilidades sociales y su importancia para el desarrollo adecuado de la vida en la sociedad, los escolares emitieron sus criterios y ejemplificaron distintas situaciones de su experiencia.
El maestro pide a los escolares que representen algunos de estos ejemplos. Se les orienta que traigan los cuentos, fábulas, narraciones y leyendas, para discutir entre todos y decidir que conflictos contenidos en las mismas se pueden escenificar.
Entre los textos que los escolares analizaron se encontraban: los cuentos africanos, Oro viejo, La edad de oro, los textos de su libro de lectura, las historietas entre otros.
En las sesiones posteriores, los escolares ayudados por el maestro seleccionan los conflictos, luego de observar uno de ellos como modelo, se presentó el conflicto del cuento de su libro de texto titulado El castigo de la Ceiba, la que consideraba ser superior, a todos en el bosque, y por eso se quedó sola, luego sintió la necesidad de tenerlos a su lado.
Así de esta manera se fueron mostrando otros conflictos más cercanos a las situaciones de los escolares con talento académico en relación con las dificultades en el desarrollo de sus habilidades sociales, los que estaban contenidos en las historietas de escolares que experimentaban situaciones similares, tales como: son rechazados por sus compañeros de grupo, sienten la necesidad de ser aceptados, necesitan ser comprendidos, necesitan desarrollar sus intereses y motivaciones con compañeros similares.
El maestro les orienta a los escolares distintas técnicas que pueden utilizar para representar los conflictos, reparte los roles y sugiere darle siempre soluciones a los conflictos y valorarlos.
Fue de mucha importancia la utilización de las técnicas, pues orientaron de manera adecuada las acciones y operaciones a realizar por los escolares.          
En este clima psicológico positivo, los escolares con talento académico tuvieron la posibilidad de identificar sus problemas y mirarse hacia lo interno, para expresarse mediante sus reflexiones.
La actividad de dramatización sesionó durante dos períodos lectivos con una frecuencia de dos veces en la semana, en horario de trabajo independiente, se realizaron 40 sesiones. La dramatización   forma parte del contenido de la asignatura Lengua Española lo que favoreció el desarrollo de la misma.
El aprendizaje de las habilidades sociales se desarrolló en todos los contextos de  la vida de la escuela como por ejemplo: en los matutinos, en el receso, en la biblioteca, en el comedor, en los círculos de interés y mediante los contenidos de las diferentes asignaturas. Las habilidades que se desarrollaron se  transfirieron a todas las formas de interacción social en el trabajo de los escolares con todas las asignaturas y actividades educativas en general. En la actividad de dramatización se escenificaron: fábulas, cuentos, narraciones e historietas y se crearon nuevos argumentos  relacionados con la vida cotidiana de los escolares.                            
Los resultados de la aplicación de esta experiencia fueron los siguientes:
Después de realizar un conjunto de acciones y operaciones en la actividad de dramatización con los escolares con talento académico, se evidenció una evolución paulatina, en la manifestación de sus habilidades sociales, por ejemplo, en la sesión número 9 se realizó un corte valorativo, donde un 40% de escolares con talento académico alcanzó la categorizado de B en la habilidad social de escuchar, lo que significa que los mismos pudieron asimilar, distintas formas de manifestación que garantizan una interacción adecuada con sus compañeros de grupo.
La experiencia mostró que la habilidad de escuchar, en estos escolares evaluados de B, regulaba su comportamiento con los demás, de manera que fueron capaces de prestar atención y trataron de comprender a los otros, aportando sus criterios al estimar que todas las opiniones tienen  un valor, el resto de los escolares se ubicaron en las categorías de R y M. En las sesiones número 15, 27 y 40 se manifestó una mejora en su comportamiento, el 80% logró alcanzar un desarrollo superior en las acciones antes mencionadas y sólo el 20% concretado en uno de los casos se manifestó en una posición conservadora.
En lo referente a la habilidad social de compartir las normas establecidas por el grupo, gracias al trabajo realizado para el desarrollo de las habilidades de escuchar y respetar los criterios de los demás, comprendieron la importancia de trabajar en grupo, la necesidad de tomar acuerdos para garantizar el funcionamiento del grupo al que pertenecen, el 60% de los escolares con talento académico, en la sesión número 9 evolucionó en las acciones de conversar para tomar acuerdos y en la responsabilidad para el buen funcionamiento del grupo.
En la sesión 27 y 40, el  80 % de los escolares lograron un desarrollo superior en las acciones de esta habilidad social.
En la práctica todas las habilidades sociales se relacionaron porque el avance de las primeras contribuyó al desarrollo de las más complejas (habilidad de reconocer las posibilidades de los demás, la comprensión de la forma de actuación y comportarse de manera adecuada para evitar conflictos).
La tendencia en sentido general fue que el 40 % de los escolares con talento académico   transitaron a la categoría de B en las habilidades mencionadas.
En las sesiones 15 y 27 el 60 %  y el 80 % de los escolares con talento académico manifestaron los siguientes logros: realizaron distintas acciones para dramatizar convenciendo a los demás que esos conflictos son los más adecuados para escenificar.  Se evitaron los debates contradictorios, comprendiendo que los demás tienen opiniones originales.
El desarrollo de las habilidades sociales de los escolares con talento académico trascurrió en el seno de su grupo escolar, por lo que la experiencia también favoreció al resto de sus compañeros.
El desarrollo de las habilidades sociales de los escolares con talento académico en unión de sus compañeros de grupo de estudio, resultó satisfactoria, logró que se sintieran parte de su grupo, porque tuvieron  en cuenta los criterios y opiniones de los otros, sintieron la necesidad de recibir ayuda de los demás y compartir sus conocimientos entre otras habilidades sociales, lo que mostró la efectividad de la  actividad de dramatización aplicada.*

CONCLUSIONES    
Los escolares con talento académico como consecuencia de un inadecuado desarrollo de  las habilidades sociales, manifiestan diferencias en las relaciones con sus compañeros de grupo, lo que provoca que no sean aceptados por sus coetáneos.

La actividad de dramatización constituye una alternativa que el maestro puede emplear para que los escolares con talento académico mediante el uso de diversas técnicas, puedan planificar, reflexionar, y escenificar situaciones donde puedan ver reflejados sus problemas, lo que permitirá una mejora en las relaciones con sus compañeros de grupo.

La experiencia aplicada resultó efectiva, porque los escolares con talento académico durante el trascurso de las 40 sesiones de la experiencia de la actividad de dramatización evolucionaron de la categoría de M a la categoría de B, lo que significó que aprendieron a sentirse parte del grupo, a compartir sus opiniones y conocimientos, a sentir la necesidad de prestar ayuda y a recibirla.
Lo anterior es una demostración de que los escolares con talento académico de la muestra investigada de la Escuela Primaria Pedro Domingo Murillo experimentaron un desarrollo de las habilidades sociales.  

BIBLIOGRAFÍA
Aroca E. La respuesta educativa a los alumnos superdotados y/o con talentos específicos. Editorial Generalitat; Valencia (1994).

Álvarez C. La comprensión y el  desarrollo de la   excepcionalidad intelectual.  Aula Abierta No. 79  (2002).

Bathory C. El problema  de los alumnos superdotados en Hungría. Perspectivas. UNESCO, No. 65. (1988).
Benito Y. Factores   emocionales y   problemática de adaptación en alumnos superdotados. Primer Congreso de la Educación de la alta inteligencia. Mendoza; Argentina (1998).

Bermúdez R. Dinámica de grupo en Educación: su facilitación.  Editorial   Pueblo  y Educación;  La Habana (2004).

Beltrán J. Psicología Educativa. Ediciones de la Universidad Complutense.   Madrid; (1999).

Betancourt J. González O. Betancourt Y. Domenech D. La comunicación educativa en la atención a niños con necesidades educativas especiales. Editorial Pueblo y Educación; (2003).
Castellanos D. Vera C. Estudio  de una  muestra  de escolares   cubanos potencialmente talentosos. 1er Simposio Iberoamericano“      Desarrollo de  la  inteligencia: Pensar  y crear”, Palacio de las Convenciones; La Habana. (1991).      
Castellanos D. Modelo   heurístico    para la  identificación del talento en el  contexto escolar. Tesis en opción  al   título de  Master  en  Educación, Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona”; La Habana. (1997).  
Castejon J. El escolar    superdotado  En Identificación,    evaluación y  atención   la diversidad.  Editorial Aljibe, España; (1997)   

De Zubiría J ¿Qué es la excepcionalidad?, Editorial Magisterio, Instituto Alberto Merani; Colombia (1994).    

Freeman J. Investigación a nivel internacional sobre los niños superdotados  y, su educación.  El desarrollo emocional del más capaz.  Primer Congreso de  la  Educación de la alta inteligencia.  Mendoza; Argentina (1998).

González F. Comunicación, personalidad y desarrollo.  Editorial Pueblo y  Educación;  La Habana (1995).

Chibás F. Creatividad   más    dinámica de   grupos.   Editorial  Pueblo y       Educación;  La habana (1992).  

Prieto M. Identificación,    evaluación    y   atención a  la diversidad del   superdotado. Editorial Aljibe;  España (1997).

Pérez D. Aprendices  y  maestros.  Editorial Alianza; a Madrid (1996).

Fariñas G. Maestro para una didáctica del aprender a aprender.  Editorial pueblo y Educación; (2004).