Revista IPLAC

Publicación Latinoamericana y Caribeña de Educación

La formación investigativa del profesor universitario...

LA FORMACIÓN INVESTIGATIVA DEL PROFESOR UNIVERSITARIO DESDE LA UNIVERSALIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA.
 
 AUTOR
Econ. (Mcs.) Yris Josefina  Jiménez Delgado.
Venezuela, Profesor-Asesor del programa nacional de formación en administración en la Aldea Universitaria Felipe Larrazábal, Cagua, Estado Aragua. Venezuela.: Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. .

 RESUMEN
  El presente  artículo está enmarcado en la formación investigativa de los profesores universitarios en la universalización de la educación universitaria en el Estado Aragua, en el cuestionamiento de cómo perfeccionar la formación investigativa de los profesores universitarios, que propicie un mejor desempeño investigativo pedagógico, acorde al proceso de universalización de la educación universitaria, desde las posibilidades que para ello brinda la concepción materialismo dialéctico e histórico, las dimensiones de las habilidades científico investigativa de problematización, teorización y comprobación desde la superación encuadrado a la formación investigativa permanente del profesor, contextualizado en el primer año del programa nacional de formación en administración, se utilizó como métodos teóricos el histórico lógico, la sistematización y la modelación y dentro de los métodos empíricos la observación, la encuesta y entrevista a Coordinadores, profesores y estudiantes, en la búsqueda de lograr la actualización y perfeccionamiento del profesor para que ponga en práctica  el desarrollo de habilidades investigativas, con un evidente impacto en la solución de los problemas entre institución y la comunidad.
 Palabras Claves: investigación, formación investigativa del profesional universitario, habilidades investigativas y  formación permanente o continua.

 ABSTRACT
  The present article is framed in the investigating formation of the university professors in the universalization of the university education in the State Aragua, in the interrogation of how making perfect the university professors investigating formation, that propitiate a better investigating pedagogic performance, to the process of universalization of the university education, from the possibilities in agreement that for it the conception offers dialectic and historic materialism, the dimensions of the scientific investigating abilities of problematization, teorization and checking from the overcoming once the investigating permanent formation was  framed of the professor, contextualize the first year of the national program of formation managed by the administrator, it was  utilized Like theoretic methods the historic logician, systematization and the modelation and within the empiric methods the observation, the opinion poll and interview to Coordinators, professors and students, in the search of achieving the bringing up to date and the professor's perfecting in order that you put in practice the development of investigating abilities, with an evident impact in the solution of the problems between institution and the community.
 Key Words: Investigation, the university professional's investigating formation, investigating abilities and permanent or continuous formation.

 INTRODUCCIÓN
  Es intención presentar algunas consideraciones que revelen cuestiones esencialmente comprometidas con el cumplimiento de la función investigativa de los profesores desde las aldeas universitarias y  sus modos de actuación inmerso en la universalización de la educación universitaria, para ello es necesario preparar a los profesores para que sean capaces de buscar independientemente el conocimiento científico, diagnosticar el escenario educativo donde desarrollan su práctica profesional, detectar problemas y generar soluciones de forma creadora y con fundamentos científicos y de este modo perfeccionen su desempeño investigativo en aras de transferir conocimientos transformadores en la solución de los problemas que están afectando las prácticas educativas.
 1.- La formación investigativa del profesor universitario y su formación permanente
  Es importante partir del reconocimiento que hace la UNESCO a la investigación al plantea, que la formación de profesionales competentes y comprometidos con el desarrollo social, constituye hoy día una misión esencial de la educación superior contemporánea, y dentro de esas competencias profesionales, es imprescindible lograr que los docentes universitarios se conviertan en permanentes investigadores de su labor educativa cotidiana.  Por lo que ha de utilizarse la investigación adecuadamente en el proceso de formación preparando a los profesores y estudiantes para valerse de ella y para que ellos mismos realicen investigación.
  En este sentido, se coincide con lo que expresado por González al concebir el desarrollo profesional en la esfera investigativa, como un proceso de formación permanente que se construye y se desarrolla de forma gradual y continua durante el desempeño de la profesión, para conducirla hacia una actuación profesional autónoma, ética, responsable y eficiente. , razón por lo que la formación continua tiene como objetivo actualizar el conocimiento en sus diversas formas, así como el desarrollo de competencias personales y profesionales (conocimientos, destrezas y aptitudes) necesarias para resolver los problemas profesionales de forma autónoma y flexible y capacitado para colaborar en su entorno profesional y en la organización del trabajo, en marcado en su función investigativa.
  Por otro lado, es importante destacar en relación a la formación continua que su base legal ha quedado expresada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el artículo 103, donde se establece que “toda persona tiene derecho a una educación integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades…  . Esto aunado a la formación investigativa lleva a precisa que en su formación permanente el profesor se perciba y se asuma, más que profesor, como investigador.
  Siguiendo con lo manifestado de perfeccionar la preparación del profesor universitario, se toma la afirmación de Chirinos que es válida  por  cuanto  la formación investigativa es vista como la preparación para la función investigativa en el desempeño del profesional, lo que lleva a inferir que la preparación para el cumplimiento de la función investigativa exige la apropiación del método científico. Para encontrar soluciones científicas a sus problemas profesionales, el profesional de la educación debe tener: Compromiso profesional, ser consciente de las necesidades de investigar, tener recursos teóricos y metodológicos, Asumir la investigación como lo que le permita proyectar nuevos niveles de desarrollo de su realidad, tener visión de futuro y prepararse para el mismo.
La formación investigativa es reconocida en el estudio Chirino como una de las funciones del profesional de la educación y su desempeño profesional la demanda ineludiblemente, donde el papel del método científico en el proceso formativo o de preparación para el desempeño de la función investigativa requiere del contenido esencial en:
 1)    La identificación y jerarquización de los problemas que están obstaculizando el proceso educativo. Parte de la observación y valoración de la realidad educativa, y puede concretarse mediante el diagnóstico.
 2)    La teorización acerca del problema para poder asumir una posición científica que sustente las propuestas de cambio que deriven de dicho proceso, lo que demanda una constante búsqueda y actualización teórica.
 3)    La introducción y evaluación en la práctica de los resultados obtenidos con vistas a su transformación y continuo perfeccionamiento, lo que implica la observación y análisis reflexivo permanente “en”, “sobre” y “para” la práctica.
  Dicho contenido esencial comprende las acciones generalizadoras implícitas en el método científico: problematización, teorización y comprobación, donde la práctica está presente en todo el proceso, en estrecho nexo con la teoría, lo que induce a que los profesionales de educación se transformen en profesionales competentes a partir del mejoramiento de su práctica educativa mediante la investigación de los problemas que la afectan.
  Lo inferido hasta aquí permite considerar que la vigorización del incumplimiento de la función investigativa por parte del profesional de la educación está en que los problemas por su naturaleza pueden ser de diversa índole, eminentemente pedagógico, didáctico, psicológico, sociológico y otros, por lo que su abordaje necesita de una fuerte preparación en las diferentes ciencias de la educación, en la ciencia de su especialidad, así como el dominio del método científico. Es decir, que el poder investigar la diversidad de problemas del entorno educativo, conlleva la necesidad de aprender a trabajar en equipos multidisciplinarios, donde cada especialista desde sus fortalezas es capaz de aportar elementos que contribuyan a solucionar dichos problemas, puesto que los mismos, al ser problemas de la realidad, no se resuelven fácilmente desde una sola arista de análisis, sino que su solución se encuentra más fácilmente desde la interdisciplinariedad.
  Por estar inmerso en el estudio de la formación investigativa en la universalización es importante señalar el papel de la investigación en las instituciones universitaria, según Pereira de Homes y otros infieren que la investigación juega un papel estratégico dentro de las instituciones de educación superior por ser una actividad conducente a la generación de conocimientos y a la formación de individuos críticos, encargados de interpretar las nuevas realidades y buscar alternativas de solución a la diversidad de los problemas sociales para lo cual se requieres de profesores preparados en investigación en y para investigación. En este sentido la presente autora con base a lo estudiado señala que se trata de fomentar que el profesor no sea un simple hacedor de docencia y se convierta también en un investigador de su realidad, del escenario en que trabaja y por el que debe comprometerse, en el proceso de aplicación a la práctica , que sus resultados se conviertan verdaderamente en generador de cambios, lo que exige que el profesor universitario tenga una elevada preparación metodología, en su ciencia, en su pedagogía  y didáctica general, que le permita actualizar su práctica docente y tomar decisiones acertadas sobre los cambios que debe introducir en su actuación.
  Por otra parte existen diversas maneras de entender la formación para la investigación en este sentido para algunos autores como (Sánchez 1987) citado por (Moreno 2006) infiere que es conceptualizada como un quehacer académico consistente en promover y facilitar, preferentemente de manera sistemática, el acceso a los conocimientos y el desarrollo de las habilidades, hábitos y actitudes que demanda la realización de la práctica denominada investigación.
  En este sentido y continuando con la formación de investigadores o en investigación, dentro de las universidades, es considerada como una función que ha sido encomendada a los postgrados, particularmente a los doctorados, pero de hecho, toda la comunidad académica está involucrada en esta actividad, en diferentes niveles y con diferentes orientaciones y la formación de investigadores incluye una diversidad de elementos esenciales con el ser de un investigador que están íntimamente relacionados con el proceso de formación como lo son: a) los valores; b) el saber-hacer; c) aprendiendo viendo – aprendiendo haciendo;  d) el dinamismo interpersonal de los procesos institucionales del liderazgo, prestigio, desarrollo de carrera, entre otros; e) el uso de la metodología para la investigación; f) la discursiva de la investigación.
 2.- La formación investigativa del profesor  universitario y  sus modos de actuación profesional
  Con base a lo expuesto anteriormente, la formación investigativa del profesional demanda: una vinculación favorable entre la teoría y la práctica que propicie una mayor asimilación y ejercitación de las habilidades y actitudes para solucionar problemas; desarrollar el pensamiento crítico, creador y reflexivo y capaz de tomar decisiones, dándole un mayor margen para el desarrollo de la capacidad creativa y elevar el nivel de preparación en y para la investigación de los estudiantes. Estos son los motivos que cada vez más exigen un profesor preparado o investigadores al beneficio de la sociedad y al desarrollo sustentable de un país.
  La formación investigativa precisa de las habilidades, en este sentido señala: Lanuez y Pérez que la habilidad profesional es una formación psicológica ejecutora particular que permite al hombre utilizar careadoramente los conocimientos y los hábitos adquiridos para brindar una solución exitosa a determinadas tareas teóricas o prácticas de una actividad profesional específica o profesión, con un fin conscientemente determinado. Si se utiliza para resolver tareas investigativas, se estará ante la presencia de las habilidades para el trabajo investigativo.
  En relación a las habilidades para el trabajo investigativo lo clasifican estos autores en habilidades intelectuales para el trabajo investigativo: son aquellas que se pueden emplear en las distintas etapas de la investigación, por ejemplo: sintetizar, analizar multilateralmente, defender ideas científicas, criticar, partir de presupuestos objetivos, fundamentar, modelar, valorar, comparar y otras. Y en  habilidades prácticas para el trabajo investigativo: son aquellas que van a la solución de problemas metodológicos prácticos y propios del proceso investigativo. Entre ellas tenemos: identificar situaciones problemáticas, diseñar cuestionarios, guías de observación y de entrevistas,  seleccionar métodos de investigación e instrumentos, realizar diagnósticos de investigaciones, formular problemas científicos y el resto de los elementos del diseño de la investigación, procesar información, defender proyectos de investigación, escribir artículos científicos, tesis y tesinas, entre otras.
  Las habilidades se hacen imprescindible para la asimilación de los modos de actuación, para aprende hacer, debe hacer, toda vez que la ejecución de actividades por parte del sujeto cognoscente constituye un elemento básico para la apropiación del conocimiento y para la formación de los modos de actuación.
  La formación investigativa contribuye al desarrollo del modo de actuación profesional pedagógica  al favorecer el desarrollo de la identidad profesional, del conocimiento y pensamiento científico, de las habilidades investigativas, y valores éticos.
  Con base a expuesto anteriormente, Addine define el concepto modos de actuación profesional pedagógico “ como un proceso estable, dinámico, personológico y sistémico de aprehensión de contenidos profesionales, caracterizado por la comprensión del rol y el pensamiento y estratégico para aprender, educar y desarrollarse, expresados mediante una actuación reflexiva, comprometida y consecuentemente con su identidad profesional y actitud pedagógica. Que se concretan a partir de la utilización de métodos de trabajos pedagógicos, vinculados al encargo social de la profesión”
  En cuanto a lo que caracteriza a los modos de actuación profesional pedagógico según Addine se aprecia la presencia de un principio básico de la psicología de orientación materialista dialéctica, la unidad de afectivo y lo cognitivo en la personalidad, porque en ella se incluye el aspecto de la esfera cognitivo instrumental (conocimientos, habilidades profesionales pedagógicas, entre otros) y el aspecto de la esfera afectivo motivacional  (valores pedagógicos, sentimiento de pertenencia a la profesión, autovaloración positiva de sí como profesional de la educación, entre otros). Los componentes afectivos ejercen una función inductora, dando el porqué y el para qué de la actuación profesional y los componentes cognitivos instrumentales responde al cómo al con qué se realiza dicha actuación, en el cual se ejerce una regulación ejecutora.
  En lo que respecta a los indicadores Addine determinó lo siguiente:
 1)    Comprensión del rol: conocimientos de sus componentes, habilidades para modelar con acierto la actividad pedagógica, resultados en la autoeducación y educación de los sujetos implicados.
 2)    Pensamiento estratégico para aprender y educar: regulación metacognitiva, estrategias de solución a los problemas de la práctica pedagógica, toma de decisiones, espontaneidad creadora, integración electiva de contenidos y métodos.
 3)    Identidad profesional: responsabilidad ante la profesión, sentimiento de pertenencia a la profesión, autovaloración de sí como profesional, estado de satisfacción por la profesión.
 4)    Actitud pedagógica consecuente: ambiente afectivo, combinación de la crítica con la agudeza e ingeniosidad, tolerancia, compromiso personal frente a los cambios.
 5)    Empleo de métodos de trabajo pedagógico: trabajo con el diagnóstico, trabajo con las estrategias para la atención integral de la personalidad del sujeto, el grupo, la familia y la comunidad, utilización de las TIC en la gestión y procesamiento de la información, a partir del conocimiento y la reflexión desde las exigencias del nivel, grado y asignatura.
  Lo anteriormente expuesto permite inferir que la formación investigativa está implícita en el modo de actuación profesional.

 CONCLUSIONES
  La formación continua, también reconocida por muchos autores como formación  permanente de los profesores universitarios debe responder a la revisión y renovación de los conocimientos, actitudes y habilidades, donde se consideren la demostración teórica y práctica, responsable de la integración de las funciones universitarias, docencia e investigación y de su formación permanente, con visión colectiva, que genere intercambio de conocimientos y experiencias.
  La formación investigativa se refiere a la preparación para la función investigativa, bajo la apropiación del método científico en su práctica profesional educativa, en la que debe dar respuesta a los problemas de carácter profesional que la afectan, así como proyectar estrategias de desarrollo a partir de condiciones existentes ( en el desempeño profesional de profesores Universitarios).
  En el contexto de la universalización de la educación universitarias las Aldea Universitarias  son conocidas como  los espacios municipalizados donde es un reto a la formación investigativa del docente universitario y a sus modos de actuación profesional, este ultimo considere la unidad de afectivo y lo cognitivo en la personalidad, porque en ella se incluye el aspecto de la esfera cognitivo instrumental (conocimientos, habilidades profesionales pedagógicas, entre otros) y el aspecto de la esfera afectivo motivacional  (valores pedagógicos, sentimiento de pertenencia a la profesión, autovaloración positiva de sí como profesional de la educación, entre otros).
  Con base a lo expuesto la autora se ha suscrito en la formación continua como una de las vías para solventar las necesidades de actualización de los profesores universitarios, en la preparación de la función investigativa que contribuya en el mejoramiento del modo de actuación investigativo. La idea de la educación durante toda la vida, de la educación permanente es aplicable al profesional de la educación superior, pues el profesor universitario, en atención a las tareas docentes que realiza, requiere que disponga de posibilidades para su formación continua.
Se entiende como formación continua aquellas enseñanzas cuyo objetivo es actualizar el conocimiento en sus diversas formas, así como el desarrollo de competencias personales y profesionales. Según (Bunk 1994) citado por Mérida  y García 2005), señalan que: “Posee competencia profesional quien dispone de los conocimientos, destrezas y aptitudes necesarios para ejercer una profesión, puede resolver los problemas profesionales de forma autónoma y flexible, está capacitado para colaborar en su entorno profesional y en la organización del trabajo”.
  Según (Le Boterf 1998) citado por (Mérida y García 2005), infiere que: “Una construcción, a partir de una combinación de recursos (conocimientos, saber hacer, cualidades o aptitudes, y recursos del ambiente (relaciones, documentos, informaciones y otros) que son movilizados para lograr un desempeño”.
  Entre el beneficio que puede aportar la formación continua se puede mencionar: Adquirir una mayor competencia profesional para el desempeño de sus funciones.

 BIBLIOGRAFÍA
 Addine, F. Algunas consideraciones teórico-generales sobre el desarrollo del modo de actuación en el modelo de universalización de la Educación Superior Pedagógica ¿retos, exigencias didácticas? Pedagogía 2009, encuentro por la unidad de educadores.
 Arias, F. El proyecto de investigación. Guía para su elaboración. Editorial Episteme, Caracas, 1999.
 Calderón, N. Donald,  F. El sentido de la Investigación, o  ¿para qué hacer investigación en la universidad?, 2006.
 Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Venezuela, 1999.
 Chirino, M. Perfeccionamiento de la formación inicial investigativa de los Profesionales de la educación. Tesis presentada en Opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas, La Habana, 2002.
 Fuguet, L. La formación permanente: Una vía para mejorar la calidad de la educación infantil. Universidad  Pedagógica Experimental Libertador. Instituto Pedagógico de Caracas .Revista de Investigación (Nº 62), 2007.
 Lanuez, M. y Pérez V.El desarrollo de habilidades para el trabajo investigativo en la educación posgraduada de docentes de América Latina y el Caribe en el Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC). Cuba.
 Marín de Valero. La importancia de la investigación en la formación del personal docente universitario.
 Mérida, R. y García, M. La Formación de Competencia en la Irla Universidad. Universidad de Córdoba.
 Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior. Fundación Misión Sucre. Fundamentos conceptuales de la  Misión Sucre, Venezuela, 2003.
 Moreno B. María G. Una conceptualización de la formación para la investigación, 2006.
 Pereira de Homes y otros. Sobre los problemas de la Investigación en las
 Universidades Venezolana, 2008.